Devolución de especies a la Reserva de Claromecó: D’ Annunzio y Alvarez pidieron no tomar animales salvajes como mascotas

4 febrero, 2021 Leido: 771

Devolución de especies a la Reserva de Claromecó: D’ Annunzio y Alvarez pidieron no tomar animales salvajes como mascotas

La Reserva Natural de Claromecó recibió en las últimas horas a dos ejemplares de gato montés y una yarará ñata, una especie amenazada por la falta de hábitat para su reproducción, liberados en el predio tras la recuperación y rehabilitación que se llevaron a cabo en el marco de la tarea de la Secretaría de Gestión Ambiental. Su titular, Ricardo D’ Annunzio, aseguró en contacto con la prensa que “allí hay una gran biodiversidad, por lo que es el ámbito ideal para su devolución a la naturaleza”; al mismo tiempo que consideró importante “que la gente entienda que no deben extraerse estas especies de su ámbito natural, no son mascotas”.

El guardafauna Eduardo Alvarez, por su parte, advirtió que “por curiosidad o desconocimiento una persona traslada desde Reta a Tres Arroyos un ofidio, sin pensar que se puede producir un accidente en el camino, el animal se puede escapar y estamos hablando de una especie con veneno poderoso. La alteración del hábitat y la mano del hombre amenazan a todas las especies”.
En este sentido, Alvarez consideró que el avance del hombre sobre zonas naturales como las construcciones en los médanos ha traído aparejados daños en el lugar donde la fauna se desarrolla. También describió la metodología de trabajo con especies como el gato montés. “La madre sale a cazar y deja la cría; entonces la gente los encuentra, son chiquitos y muy similares al gato doméstico, entonces los sacan de su hábitat natural cuando esa es la opción que debe darse únicamente cuando están lastimados o la madre está muerta. Ha pasado lo mismo con los pumas. Y una vez que los extraen, cuando los animales salen del susto inicial, empiezan a mostrar su natural agresividad y comportamiento salvaje, entonces ahí recién llaman al guardafaunas, y allí empieza nuestro trabajo, brindándoles la alimentación adecuada con leche deslactosada, el espacio de albergue con sus especificaciones, todo que lleva tiempo”, consideró.

Residuos electrónicos

Por otra parte, D’ Annunzio se refirió al envío, mediante un trabajo en conjunto con la planta de reciclado de San Francisco de Bellocq y la Delegación de Orense, de 2.240 kg de residuos informáticos y electrónicos a la empresa Desechos Tecnológicos SRL de Mar del Plata para su reciclado.
“Estos residuos, que se generan cada vez más por el uso de la tecnología, tienen un tratamiento distinto al de los domiciliarios. Los recibimos en Pedro N. Carrera 816 de 6 a 13, y en las delegaciones municipales. La gente los puede traer, luego los acopiamos en la Planta de San Francisco y los enviamos a la empresa marplatense habilitada para eso, que luego los recicla y dispone de manera sustentable, lo que es fundamental por el impacto ambiental que generan los metales pesados que los componen”, sostuvo.