Efímera, a pesar de todo

11 julio, 2020 Leido: 1254

Efímera, a pesar de todo

…..fue la iniciativa quizás más trascendente en materia cultural implementada desde Tres Arroyos.

Sin desmerecer otras, la Bienal de la Fundación Banco Comercial de Tres Arroyos, había sido ideada para desarrollarse durante varias generaciones. Sin embargo desaparecería de la mano de la propia institución originaria.
El señor José Carrera, presidente del directorio del Banco y de la Fundación, afirmaba en un discurso en ocasión de la cuarta edición de la Bienal, que “se han echado las bases para que la Fundación no desaparezca”.
La realidad de la globalización aparecida y desarrollada en los 80 y 90, dio por tierra con ese concepto de este preclaro vecino comprometido con el arte y la cultura de la que fue parte y protagonista. (foto)
¿Y por qué me refiero a este tema? Porque el mes de junio registró hitos fundamentales en esta historia que marcó un tiempo especial para la cultura lugareña.
El 15 de junio de 1963 se conformaba la Fundación Banco Comercial de Tres Arroyos y exactamente cuatro años después se recibía el reconocimiento de la Academia Nacional de Bellas Artes.
En 1968 se realizaría la primera muestra bienal, implementada con dos especialidades. Dos años de pintura y uno de escultura, alternativamente.
Los primeros premios eran de adquisición, es decir quedaban en poder de la Fundación que a la vez los cedía al Museo de Bellas Artes de Tres Arroyos, donde una docena de trabajos son exhibidos.
La mecánica era que los artistas exponían sus obras en la Galería Velázquez en la ciudad de Buenos Aires.
Allí trabajaba el jurado designado por la Academia Nacional de Bellas Artes y se consagraban los premios.
La muestra permanecía en exhibición una semana durante agosto y al mes siguiente era trasladada a Tres Arroyos para su puesta a disposición del público local.
También aquí se hacía la entrega de premios, generalmente con ceremonias cumplidas en la biblioteca pública Sarmiento.

Su trascendencia

Lo más granado de los cultores de la pintura y la escultura se daba cita participando, estando en juego un premio muy bien remunerado para la época.
El mismo José Carrera en algún momento dijo que la proyección cultural para Tres Arroyos era trascendente, sin desmerecer la actividad de algunas instituciones que actuaron hacia 1930 y posteriormente, y que posibilitaron la visita de grandes exponentes de orden nacional e internacional a nuestra ciudad.
Lo cierto es que se realizaron 12 ediciones de la Bienal, entre 1968 y 1990 cuando el ciclo concluyó en el contexto de una realidad que transformó sustancialmente el panorama económico y desembocó inexorablemente en la desaparición misma del propio Banco, un emblema local por antonomasia.

Los ganadores

El listado de ganadores es el siguiente:
1968-Adolfo Deferrari- pintura
1970-Roberto Duarte- pintura
1972-Juan Carlos de la Motta- escultura
1974-Néstor Errecart- pintura
1976-Domingo Gatto- pintura
1978-Eduardo Saveri- escultura
1980-Kennet Kemble- pintura
1982-Noé Nojechowitz- pintura
1984-María Juana Heras Velazco- escultura
1986-Luis Alberto Weltz- pintura
1988-Anselmo Piccoli- pintura
1990-Enrique Romano- escultura
En la sección de “Programas especiales” de mi página web “esto es Historia”, se incluyen detalles de la cuarta Bienal, con testimonios de época.

Escribe Omar Eduardo Alonso – [email protected]
También en FB