El doctor Bronzieri alertó sobre los riesgos de uso de dióxido de cloro

19 agosto, 2020 Leido: 1348

El doctor Bronzieri alertó sobre los riesgos de uso de dióxido de cloro

El dióxido de cloro sigue sumando polémica, porque además del uso público que hizo de este producto la conductora Viviana Canosa, se produjo el fallecimiento de un hombre y un niño de 5 años, y también su utilización formó parte de los reclamos de la marcha del 17 de agosto. El doctor Alejandro Bronzieri aseguró que se trata de “un elemento químico que se utiliza para el blanqueamiento de madera para hacer papel, la desinfección de múltiples sustancias y la potabilización de grandes volúmenes de agua. Pero nunca como en el último tiempo, como sustancia medicinal”.

“Siempre se habla de boicot de las industrias médica y farmacéutica contra esta sustancia, que es barata y fácil de conseguir, y que se ha dicho que cura el autismo, algunas enfermedades oncológicas y hasta el HIV, por supuesto nada de esto con fundamento científico ni comprobado. Es una moda que surgió en Estados Unidos y que aquí llegó un poco más tarde, y volvió cuando apareció el coronavirus”, explicó.
“El dióxido de cloro es un agente oxidante. Ingresa en nuestro organismo, y su efecto nocivo dependerá de la dilución. Lo que se vende como MMS, a lo que se le atribuye el carácter de solución milagrosa, da una forma de diluirlo progresivamente para que sea tolerado. Pero produce reacciones químicas en el estómago y luego provoca complicaciones respiratorias o digestivas realmente graves”, advirtió el médico.
“Hay un sinnúmero de muertes en todo el mundo; y aunque hay un movimiento de consumidores del MMS que hasta tiene canales en YouTube, que denuncia incluso que la sustancia es una solución que tenemos a mano para varias patologías y no la usamos por una especie de complot, pero la realidad es que no hay ningún estudio que avale el uso de este producto como tratamiento a ninguna enfermedad. De hecho la FDA, que es la agencia estatal norteamericana que regula alimentos y drogas en EEUU lo considera peligroso y la Sociedad Española de Drogas prohíbe su consumo en humanos. Hasta se está dejando de usar en el tratamiento de las aguas porque hoy hay tratamientos más simples y sin riesgo de complicaciones futuras. Ojalá que la buena información le llegue a la gente, porque en estos temas se suele creer que Internet es una fuente confiable cuando sólo se debe consultar para este tipo de casos a las páginas oficiales”, finalizó.