El Frente Para la Victoria Tres Arroyos y el Día de la Lealtad

17 octubre, 2016 Leido: 46

El Frente Para la Victoria Tres Arroyos y el Día de la Lealtad

Bajo el título “Lealtad: al Peronismo Nacional y popular”, el Frente Para la Victoria Tres Arroyos emitió un comunicado para referirse al recuerdo del 17 de octubre de 1945, hace hoy 71 del “Día de la Lealtad”.

El texto del mismo expresa:

Lealtad: al Peronismo Nacional y popular

“Día de la lealtad con el peronismo, que no vota a favor de los fondos buitres, el que no avala el tarifazo, el que defiende tu derecho a paritarias. El que no persigue y despide a los trabajadores por su filiación ideológica. El que no desfinancia la educación, ni salud pública, ni sub ejecuta presupuestos. Que no regala las Malvinas, ni sus recursos energéticos, que no ajusta sobre las capas bajas y medias asalariadas de la sociedad. Que no rifa la producción industrial de las pymes argentinas, que generan empleo. La lealtad con el movimiento peronista, que no vende sus banderas históricas, ni por puestos políticos, ni por prebendas, ni por carpetazos, incomodidad, ni por obras, que defiende la independencia Económica, la Justicia social y la Soberanía política. A partir de la lealtad podemos entonces crear una línea de exclusión: no se puede, jamás, ser peronista si se sostiene un proyecto político que lesiona los derechos y los intereses del pueblo. Basarnos en la lealtad nos ayuda a desenmascarar a los que pretenden arrebatar las banderas del peronismo para el mero usufructo electoral, estrategia que vivimos a nivel nacional una década entera en los años noventa, y vemos cómo se replica en la actualidad a través de los Bossio, Urtubey, y todos los peronistas que se alinean a los intereses de las corporaciones y a caudillismos antipopulares creado desde las usinas mediáticas que entregan a su pueblo por dos monedas. El peronismo es colectivo, siempre es leal al pueblo y al proyecto político que amplía los derechos de las mayorías.

¡Feliz día a todos los peronistas que no aflojan ni se venden, ni entregan a su pueblo por conveniencia personal y económica!”, concluyen.