El Hospital Pirovano se tiñó de rosa por la prevención del cáncer de mama

9 octubre, 2014 Leido: 7

El Hospital Pirovano se tiñó de rosa  por la prevención del cáncer de mama

El mes de octubre es considerado “el mes de prevención del cáncer de mama”, por esto el mundo se tiñe de rosa, color que simboliza la lucha contra esta enfermedad que afecta a millones de mujeres en todo el planeta. En este marco, la fachada del Hospital Pirovano de Tres Arroyos luce distinta, con una iluminación especial.

Cada año, las más importantes instituciones que trabajan en la prevención del cáncer de mama, organizan una campaña para atraer la atención pública a esta enfermedad y lograr informar a la población sobre las causas, prevención y tratamientos existentes; la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer, se suma a esta iniciativa mundial desde hace años a través de la iluminación de rosa de diferentes monumentos, edificios públicos y/o privados e instituciones durante todo el mes de octubre focalizando la acción del 19 al 26 de octubre.

El cáncer de mama ocupa el primer lugar de incidencia en el país, cada año se detectan cerca de 7000 casos nuevos de esta enfermedad.

Sin embargo, la clave para vencer esta enfermedad está en la información, el autoexamen y el chequeo médico de manera periódica.

Cuanto más temprano es el diagnóstico, el tratamiento que se necesita es menor y las posibilidades de curación son mayores.

Las temidas palabras “cáncer de seno” ya no significan perder la mama ni mucho menos la vida. Además, el médico y la mujer pueden ayudar a reducir las posibilidades de que alguna vez aparezca, así como detectarlo y detenerlo antes de que se disperse.

Gracias a los avances científicos se están combatiendo los tipos de cáncer más agresivos, ya existen medicamentos que actúan contra las células alteradas sin afectar a las sanas y sin los efectos secundarios de otros tratamientos como la radioterapia o quimioterapia.
Toda mujer, sin excepción, debe hacer lo siguiente:
De los 20 a los 40 años: Autoexplorarse a sí misma los senos cada mes, una semana después de la regla para que no se encuentren tensos. La mayoría de los cánceres de seno los descubre la propia mujer. Además, acudir al médico cada año para una palpación clínica del seno.
A partir de los 40 años: Hacerse la autoexploración mensual mamografía o ecografía (radiografías del seno para detectar a tiempo cualquier anormalidad), según recomendación médica.
En la menopausia: Realizarse la autoexploración mensual y una mamografía cada dos años.