Emoción y reconocimientos en el balance de la primera Fiesta a la Virgen del Pilar

5 octubre, 2015 Leido: 3

Emoción y reconocimientos en el balance de la primera Fiesta a la Virgen del Pilar

Pasó una exitosa primera edición de la Fiesta a la Virgen del Pilar en la plaza España, donde además se inauguraron importantes remodelaciones, y el presidente del Club Español, Héctor Somovilla, efectuó un positivo balance de la jornada organizada por la institución.

“Fue una jornada increíble, incluso hasta el clima acompañó. Ya desde la procesión con la Virgen del Pilar por las calles, todo fue muy emocionante. La gente se acercó con sus flores, muchas cortadas de sus propios jardines, sus plantines –se juntaron 120- y participó de la misa al aire libre, con la presencia del padre Damasso, cura párroco español que vive en Buenos Aires. Los bailes, el patio de comidas, los artesanos, todo funcionó muy bien gracias a la repercusión que tuvo por parte de la gente”, consideró Somovilla.

El presidente del Club también destacó la realización de obras en el paseo público, que según estimó “se van a lucir en algunos meses, cuando empiece a crecer todo lo que se plantó”. Y puso énfasis en el reconocimiento que se hizo a vecinos de la zona, recordando a las familias Re, Espejo, entre otras, que “siguen aportando ideas sobre la plaza aún”.

Finalmente, Somovilla pidió disculpas a los artesanos que no pudieron participar, “ya que la cantidad nos superó en cuanto a la disponibilidad de puestos, pero los errores y críticas nos sirven para crecer y mejorar”.

“Es una caricia para el alma”

Durante el acto de inauguración de las obras de remozado de la plaza, el intendente Carlos Sánchez, reconoció a vecinos que conformaron la primera Comisión Directiva “Amigos de la Plaza España”, entre ellos a Oscar Colombo, quien aseguró: “es una gran satisfacción. Es una caricia para el alma”.

Recordó que por aquel entonces: “los fines de semana nos reuníamos y éramos unos cuantos. Pintábamos los cordones, los bancos; la manteníamos bien. Estaba considerada como la mejor plaza conservada. Teníamos también la Banda Coreográfica en ese entonces que era dirigida por Juan Carlos Caruso”.