Energía eólica: Carlos Lorenzo resultó un visionario por su “impuesto al viento”

29 noviembre, 2016 Leido: 30

Energía eólica: Carlos Lorenzo resultó un visionario por su “impuesto al viento”


En pleno auge de proyectos de generación de electricidad a partir de energía eólica, que se llevarán a cabo en Reta, Necochea y Bahía Blanca, LU 24 habló con Carlos Alberto Lorenzo, aquel exlegislador radical de la provincia de Chubut que en el año 2000 propuso el llamado “impuesto al viento”. Lorenzo fue secretario privado del gobernador Carlos Maestro (1991-1999), ministro de Bienestar Social y diputado provincial, y su intención entonces, que motivó las cargadas de varios humoristas, era que la provincia tuviera potestad sobre el viento como la que tenía sobre otros recursos energéticos.
“A ese proyecto de ley se lo malvendió como ‘impuesto al viento’ porque pisaba intereses muy importantes, fue noticia nacional pero desde el humor. Dos miércoles seguidos, las cuatro páginas del suplemento de humor de Página 12 me los dedicaron a mí; Fontanarrosa, Clemente, Crist, muchos se tomaron en solfa. Hoy, en cambio, ya nadie me considera un loco, todo el mundo reconoce que tenía una visión anticipada de esta cuestión y soy hombre de consulta en este tema de la potestad de los recursos”, puntualizó.
“Lo que trataba de fijar en ese proyecto es la potestad de la Provincia sobre el recurso, porque el dueño del recurso eólico es el chubutense, y por eso se puede cobrar un canon como se lo hace con la energía hidroeléctrica. De ahí surgió el ‘impuesto al viento’. Sin embargo, en Chubut la actividad sigue promocionada y no se cobran regalías; hay dos grandes parques eólicos, uno en Rawson es el más grande de Sudamérica, y no han dejado absolutamente nada por no aplicarse este criterio”, sostuvo Lorenzo.
En este sentido, contó además que en su condición de presidente de la Federación Empresaria de Chubut, Carlos Lorenzo cenó hace pocos días con el gobernador de su provincia y el ministro del Interior Rogelio Frigerio, y allí se trató el tema de la participación chubutense en proyectos que tengan que ver con la generación eólica en ese territorio.  “Somos los dueños del recurso, los que concesionamos, entonces estos programas como el RenovAr tienen que contar con la autorización de las provincias en las que se instalan, y en el caso de Chubut, es fundamental que la provincia se meta en el negocio para que les quede algo a los chubutenses”, sostuvo.