Falleció Ricardo Listorti, un ícono de la cultura local

8 julio, 2015 Leido: 224

Falleció Ricardo Listorti, un ícono de la cultura local

Consternación y profundo dolor causó la noticia del fallecimiento en la ciudad de La Plata de Ricardo Listorti, un referente de la cultura de  nuestra ciudad.

Oriundo de Avellaneda, a los 11 años llegó a Tres Arroyos junto a su familia ya que su padre se haría cargo del desaparecido Cine Americano.

Desde muy joven, su pasión por el teatro lo llevó a explorar tablas y textos, y en el camino se fue encontrando con otros pares que, allá por los ’80, se fueron uniendo para conformar un grupo más que ecléctico y activo que reimpulsó el género en nuestra ciudad.

No resulta exagerado afirmar que Ricardo Listorti fue uno de los máximos exponentes del teatro local de los últimos treinta años.

Actor, director, dramaturgo y adaptador, su  amplísimo legado incluye cientos de presentaciones exitosas, algunas de ellas inolvidables.

Formador de actores, a finales de los años ’80 ya daba talleres en distintas escuelas de nuestra ciudad y a poco de inaugurarse Canal 2 incursionó en la conducción de TV primeramente dedicado al público infantil con el recordado “Cuento con Vos”  para luego animarse a conducir sus primeros programas de entrevistas. Actualmente conducía “Ratón de Biblioteca” en CELTA TV.

Su amor por las letras lo llevó a estudiar Literatura en uno de los institutos locales y tanto colegas como ex alumnos no dudan en definirlo como uno de los mejores profesores que hayan tenido en los últimos años.

Asimismo  incursionó  en el periodismo gráfico con diversas y periódicas colaboraciones en el diario La Voz del Pueblo, primero, y en el Periodista, años después.

Llegó a ocupar el cargo de director del Colegio Holandés y de la Escuela 16 y, poco después de jubilarse, inició los talleres de escritores y narradores del PEMTA -integrado por adultos mayores- a los cuales se dedicó la última parte de su vida e inclusive logró junto a ellos editar una revista que tuvo  una gran aceptación en los distintos círculos de la cultura local.

LU24 lo reconoció en el año 2006 con el premio “Agua Clara” por su trayectoria.

Apasionado como pocos en las tablas y en la vida, prolífico gestor de hechos culturales que siempre asombraron al público por su prolija y asombrosa originalidad. Ricardo se animó al drama, a la comedia, al absurdo, al policial. Como comunicador fue también el creador de un estilo único, desprejuiciado, cercano y bonachón, dando vida a un personaje televisivo muy similar, en realidad, al Ricardo que tanto respetaron y quisieron sus amigos y conocidos.

Los últimos años de su vida constituyeron un gran desafío para el: los altibajos en su salud lo golpearon fuerte pero no pudieron apagar su espíritu inquieto y curioso. Siguió buscando, desde la tele y desde las tablas, la esencia de las personas, quizás en un intento de hallar la suya propia.

Fue un tipo tenaz, frontal, sincero, sencillo, consecuente.  No se dejaba amedrentar por las dificultades, y quienes lo conocieron de cerca pueden dar fe de que batalló al mal que lo aquejaba con uñas y dientes, aferrándose a la vida, como siempre hizo, apasionadamente.

Artista, docente, padre, comunicador, Ricardo Listorti dejó a Tres Arroyos un legado inmenso que quizás sólo comience a vislumbrarse dentro de algunos años. Y su partida deja un hueco enorme no sólo en la cultura, sino en el corazón de todo un pueblo cuyo corazón supo ganarse a fuerza de carisma, honestidad y sencillez.

Andrés Mazzitelli: “lo admiraba mucho”

Con profunda tristeza, su compañero de escena y de varios proyectos en calidad de autor e incluso director, Andrés Mazzitelli recordó que comenzaron a trabajar juntos en la década del 80, y compartieron más de 40 espectáculos. “Tuvimos una amistad muy fuerte, entrañable, como de hermanos, combinando cosas familiares y un montón de momentos. Y la pérdida de Ricardo no sólo es para el arte, sino para la muchísima gente que lo quería. Como todos los hermanos, tuvimos acercamientos y distanciamientos. Y aunque sabíamos lo que le pasaba, y que era una persona que no paraba de hacer cosas, no esperábamos este final”.

Mazzitelli recordó grandes trabajos de Listorti, como “El hombre elefante”, “Equus”, “Príncipe azul”, “todas muy jugadas para su época. La última vez que trabajamos juntos fue en el 2011, y la mayor parte de las cosas que aprendí del teatro las aprendí de él. Era un gran puestista. Agarraba un texto y enseguida encontraba una forma de representarlo, con todo, con luces, con música…Lo admiraba mucho, sobre todo por la energía que ponía en todo. Y esperaba que volviera de su internación en La Plata para empezar con un nuevo show”.