Edgardo Cabrera, un “topador” de ilusiones

9 enero, 2023

Edgardo Cabrera, un “topador” de ilusiones

La muerte se llevó mucho más que un buen obrero municipal. Sus jefes y compañeros lo definían más que nadada como un “buen tipo”, sano, honesto, laburante.

Edgardo Cabrera murió anoche cuando volvía de vacaciones del Balneario de Laprida. Luego de haber tirado un cable a tierra una semana.

Hoy tenía que renovar la licencia de conductor “profesional” porque era operador de topador, una de las máquinas más preciadas del Ente Descentralizado Vial. Se sentaba en los comandos de un elemento que vale un millón de dólares.

Y ya que venía por la licencia, le iba a dar unas instrucciones rápidas a un compañero para que al menos pudieran cambiar de lugar a la topadora.

Nada podrá ser. Solo quedará en el mejor de los recuerdos para los que lo conocieron: familia, amigos, compañeros de trabajo, jefes.

EL RESTO DE LOS HERIDOS

Paulatinamente los heridos del accidente van llegando al Hospital de Tres Arroyos. Algunos con más lesiones que otros, pero sin riesgo de vida.

Deberán llevar adelante el tratamiento que se les indica.