Gonzales Chaves fue elegido por Pallarols para emplazar monumento a caídos en Malvinas

3 agosto, 2016 Leido: 13

Gonzales Chaves fue elegido por Pallarols para emplazar monumento a caídos en Malvinas

Los festejos por el Centenario de Gonzales Chaves serán el 20, 21 y 22 de agosto, y tendrán un momento muy especial cuando Pallarols presente en esta ciudad el imponente monumento que homenajea a los caídos en la guerra de Malvinas.

Se trata de una rosa de bronce de tres metros de altura, elaborada con el agregado de “vainas” de balas fundidas que fueron utilizadas en Malvinas, que recuerda a los soldados argentinos y británicos que murieron durante la guerra.

La que se emplazará en Gonzales Chaves forma parte de otras cuatro rosas, dos de las cuales serán ubicadas en los cementerios de Darwin, donde yacen los soldados argentinos, y en el de San Carlos, donde descansan los caídos británicos.

Sobre el emplazamiento, Pallarols lo cuenta así: “Queridos Amigos, nada tan atrapante como los grandes desafíos: ¿una Rosa de tres metros a quién se le ocurre?; bueno… a mí. Si Dios quiere pronto estará para que todos la vean, en sus hojas estarán grabados los nombres de los casi mil caídos entre ingleses y argentinos. Creo que es un desafío que nos honra, pues no hay peor castigo que el olvido”.

La rosa está elaborada con material bélico proveniente de la guerra de 1982 y el conflicto entre argentinos y británicos. Pallarols está realizando las rosas de metal junto a ciudadanos de todo el mundo, cuyo objetivo final es llevarlas de ofrenda a los caídos en combate y que descansan en los cementerios de las Islas del Atlántico Sur.

“El familiar de un caído argentino llevará una de las rosas a los caídos británicos y, a su vez, el familiar de un caído británico llevará la otra ofrenda a los caídos argentinos”, explicó.

“Que quede un testimonio que los queremos y los recordamos. Que las rosas sirvan para que estemos un poquito más cerca y más libres de odio y de bronca”, sostuvo, y agregó: “Nos proponemos hacer una ofrenda a los caídos de todos los países y de todas las guerras. Una ofrenda que simbolice nuestro deseo de evolución cultural y biológica, por una humanidad universal y un hábitat pacífico en el mundo”