Guzmán le ganó el duelo a Hartstock en Tandil

17 diciembre, 2016 Leido: 10

Guzmán le ganó el duelo a Hartstock en Tandil

Unión y Progreso de Tandil se impuso anoche en el clásico de Tandil a Independiente. El partido contó con importante presencia en cancha del tresarroyense Gerardo Guzmán (19 puntos, 12 rebotes, 30 de valoración)) y del orensano Emmanuel Hartstock (25 puntos, 3 asistencias, 17 de valoración).

El equipo de Villa Italia se regaló anoche una de sus victorias más reconfortantes de los últimos años con un resultado apabullante, en la despedida de ambos de la primera fase del Provincial de Clubes de básquetbol.

El tricolor borró de la cancha al inobjetable puntero de la zona Sur, exponiendo sus virtudes y usufructuando las limitaciones de su adversario.

El rojinegro se vio diezmado por las ausencias de dos de sus habituales titulares (Valerio Andrizzi y Emilio González) y condicionado física y psicológicamente tras perder la definición del torneo olavarriense, que le demandó la disputa de cuatro partidos en una semana.

El 2-9 del arranque parecía ser indicio de una noche complicada para los de Zulberti. Sin embargo, fue apenas un pasaje adverso, efímero.

El resto de ese parcial inicial fue todo tricolor. Desplegando una presión que le dificultó el traslado a su rival, el local propició numerosas pérdidas y el resto lo hizo merced a sus altos porcentajes de eficacia. Con esos argumentos, anotó nada menos que 27 puntos en los primeros 10’, una cifra que poco tiene que ver con lo que habitualmente permiten los de Rusconi, habituados a imponer condiciones desde su férrea defensa.

Tras el mencionado arranque negativo, los de Villa Italia clavaron un parcial de 19-4 y comenzaron a hacerse dueños del partido. Desde distintos sectores llegaron al gol, dañando desde el perímetro (hubo triples de Barroso, Novara y González) y también encontrando un terreno fértil toda vez que pudieron acercarse al canasto con el tándem Guzmán-Trapote.

De aquel inicio picante con Silveyra muy fino en la conducción y Hartstock filoso a la hora de anotar, a Independiente le fue quedando poco. Unión fue entendiendo que controlando a esos dos perimetrales tendría buena parte de la batalla ganada y así lo hizo. El tricolor redobló esfuerzos en la primera línea, generando robos o bien obstruyendo el traslado. Silveyra recibió varios atrapes y a Hartstock, salvo en un tempranero triple, directamente no le permitió apuntar desde fuera de la medialuna.

Como Mateo tampoco tenía comodidad para transitar en la pintura, el ataque rojinegro lució deshilachado.  Con un Guzmán inspirado (9 puntos en el segundo cuarto), Unión llevó su diferencia a los 19 (46-27), cerca del segundo capítulo. Ráfaga mediante, el ganador pudo maquillar cierto bache ofensivo del inicio de ese cuarto, lapso en el que apenas anotó dos puntos en 3’30”, hasta que llegó un triple de Popp.

Independiente achicó ligeramente el déficit (49-35) de cara al complemento, encendiendo la ilusión de la remontada. Pero Unión no aflojó, impidiendo que la diferencia caiga de los diez tantos. Sostuvo su goleo con la continuidad de Guzmán y un buen ingreso de Buccella, atributos que le permitieron seguir mandando con autoridad pese a la acumulación de faltas personales que comenzó a sufrir (Guzmán, Tracana y Barroso llegaron a la cuarta en el penúltimo cuarto).

Del otro lado, la visita no podía achicar el margen dado que no encontraba consistencia en sus recurrentes pasos por la línea de libres. Y si bien las corajeadas de Hartstock muchas veces terminaron en puntos, el hecho de que el de Orense consuma tantos segundos con el balón en sus manos volvía previsible la ofensiva de su equipo, y más de una vez la imposibilidad de desarrollar sistemas generaba que los ataques pierdan prolijidad.

El cuarto decisivo encontraba al rojinegro sin margen para el error, y si acunaba alguna esperanza ésta terminó de extinguirse cuando Unión abrió el segmento con un 6-0 que llevó la diferencia a los 23 (74-51). Sin espacio para la reacción, Independiente terminó apreciando la superioridad de su rival. El cuarto final permitió ver un concierto de lanzamientos cortos de Trapote (anotó 12 de sus 26 tantos en los últimos 10’) y los segundos finales con los juveniles de ambos conjuntos en cancha.

Con amplitud en los guarismos, Unión tuvo un inmejorable cierre de año, logrando uno de esos triunfos que revitalizan e ilusionan de cara a lo que viene, con el agregado de adosarle un lunar a la impecable campaña que viene desarrollando su rival más especial.

Unión y Progreso (92): Ezequiel Barroso 9, Mariano Novara 5, Gerardo Guzmán 19, Gastón González 9, Juan Pablo Trapote 26. (FI). Matías Tracana 6, Guido Bucella 13, Ignacio Popp 5, Dardo Dottavio, Agustín Sagrera, Tomas Vergara, Ignacio Ida. DT: Carlos Zulberti.

Independiente (64): Emmanuel Hartstock 25, Federico Silveyra 5, Lautaro Lanusse 4, Leandro Mateo 20, Jonathan Carabajal 2. (FI). Juan Ilero 1, Juan Aquino 5, Matías Gutkin 2, Federico San Martin, Álvaro Yarza, Agustín Altamirano. DT: Nicolás Rusconi.

Parciales: 27 – 15, 22 – 20, 19 – 16, 24 – 13.

Árbitros: Luciano Yaman – Fabricio Vito.

Visitantes

Los otros dos juegos disputados anoche por la última fecha de la zona Sur se saldaron con victorias visitantes. En el duelo de olavarrienses, Racing vapuleó a El Fortín por 85-55, mientras que Los Andes se impuso ante Ateneo en el choque entre representantes de Punta Alta por 74-67. Quedó libre Pueblo Nuevo de Olavarría.

Fuente: El Eco.