Helados Maipú cumple 60 años ininterrumpidos de labor comercial

5 diciembre, 2016 Leido: 73

Helados Maipú cumple 60 años ininterrumpidos de labor comercial


Por idea de Ernesto y Abel Nogueira, y en la ex Panadería Maipú,  se inició una etapa de una empresa que llega a los sesenta años de existencia este cinco de diciembre, Helados Maipú.

Alejandro “Cacho” Nogueira, contó a LU 24 que “en su momento había que tomar una decisión y yo dije voy a seguir con la heladería, compré la parte a todos, porque esto lo hizo papá y tío; habíamos empezado con la panadería en Maipú al 500 y se puso la heladería como anexo, y luego se compró esta propiedad, que era el antiguo colegio Manuel Belgrano, que se inauguró en 1974  por lo que el próximo 14 de febrero cumplimos 43 años en Maipú 244”.

“Acá estamos, haciendo helados para la gente, me parece mentira haciendo helados lo que quiere decir que hicimos las cosas bien, si estamos acá todavía con el mismo negocio; me quedé solo y hay que afrontar las consecuencias sociales que son muchas, con los problemas de clima, este país es un país de altibajos” relató.

“Copamos el mercado cuando inauguramos”

“Cuando se inauguró estábamos prácticamente solos como heladería en la ciudad, funcionaba La Cipriana y creo que Helados Mayo, y cuando se abrió “copamos el mercado”, aunque no había tanto; hoy día, son tantos los que abren heladerías, pero esto es el fruto del esfuerzo, del trabajo, de la preocupación, del estar día a día, de mantener el puesto de trabajo de los empleados, que han sido muchos, ya que cuando termina la temporada los chicos buscan trabajo estable o se van a estudiar”, dijo.

“En el momento que abrimos se vendía extraordinariamente bien, pero hoy hay tanta oferta tan barata, pero la gente aprendió a comprar, y sabe que si te vas a dar un gusto dátelo bien, con calidad, porque ir a comprar helados baratos después no los comés”, aseguró.

La situación actual

“Cuesta seguir, sobre todo especialmente con la última política gubernamental que fue muy brava para todos, subió todo un ciento por ciento mínimamente, pero hay un precio de mercado que respetar, no podemos poner un kilo de helado a cuatrocientos pesos porque no lo vas a vender, todo es efecto de bolsillo, obviamente el helado no es un producto de primera necesidad, es un postre, una golosina, un entretenimiento, es salir a la noche a tomarse un helado para terminar el día e irse a dormir con la panza fría bien tranquilito”, sostuvo.

“Tengo mucha clientela que compra mucho todos los años, abastezco a restaurantes, confiterías y pizzerías, pero en fiestas que son para muchas personas ya no nos eligen tanto por una cuestión de costos y compran lo más barato”, manifestó.

“Quiero vender el negocio y disfrutar un poco de la vida”

Ante la perspectiva del inicio del año sesenta y uno comercialmente, Nogueira sostuvo que “No quiero trabajar más, ya estoy jubilado hace algunos años, no puedo ya con todo así que me gustaría vender, pero no hay mucho interés porque hay que trabajar, así que vamos a seguir adelante, es una decisión tomada, lamentablemente tengo que vender porque si no voy a dejar la vida acá adentro, tengo 67 años para 68 y quiero disfrutar un poco de la vida”.

“Aprovecho para dar un saludo para toda mi clientela fiel, que en su momento se fueron pero volvieron, porque por supuesto buscan precio pero cuando se dan cuenta que están comprando cosas que no son buenas vuelven a mí”, concluyó.