Homenaje de la Cooperativa Agraria de Tres Arroyos a José Antonio Cotabarren

6 agosto, 2020 Leido: 1528

Homenaje de la Cooperativa Agraria de Tres Arroyos a José Antonio Cotabarren

Cuesta despedir a los afectos, sobre todo cuando se tiene un trato cotidiano, casi de familia, tan común y característico en el ambiente cooperativo.
El 31 de julio, cerca del mediodía, falleció José Antonio Cotabarren -Pepe- para todos los conocidos.
Ya no estará más con ese saludo de la mañana: «buen día, qué hacés, cómo te va..»… pero igual recordaremos su voz, su cadencia y su sonrisa.
Se fue así, de pronto, sin darse cuenta, como él quería, en su casa, después de su habitual caminata diaria.
Pepe Cotabarren era el mayor de los hijos de don Alejandro Cotabarren y de doña Eulogia Escujuri que, además tuvieron a Rubén y Carlos.

Fue alumno de la Escuela Nº 1 y terminado el nivel primario, su vida transcurrió en el campo que sus padres arrendaban en San Mayol, Cuartel 8 del distrito de Tres Arroyos y del que, al correr de los años, en la década del ’60, fueron propietarios.
Cuando falleció su padre, Pepe –con tan sólo 16 años- tuvo que hacerse cargo de la explotación agropecuaria familiar, precisamente por ser el hijo mayor, responsabilidad que mantuvo hasta hace una década aproximadamente, momento en que cedió el lugar a su hijo José.
Don Alejandro Cotabarren fue uno de los fundadores de la Cooperativa Agrícola de San Mayol y, por lo tanto, Pepe siempre estuvo ligado al cooperativismo. Participó e integró varias instituciones locales, como el Consejo de administración de La Previsión y en su representación, el Consejo Asesor Regional Nº 8 de la Asociación de Cooperativas Argentinas y la Fiesta Provincial del Trigo. En la década del ’90 cuando se produjo la fusión/integración de varias cooperativas en la zona, la Agrícola de San Mayol fue absorbida por la Agraria de Tres Arroyos, en la que Pepe se desempeñó como consejero durante muchos años, síndico titular desde el año 2004 hasta el 2012 inclusive.
Se casó con Dora Renaud en 1956 y fue padre de dos hijos: Jorge, casado con Mónica Alí Sapag y José, casado con Bibiana Goicoechea. La familia se amplió con la llegada de Aldana, Laureana y Juan Ignacio, hijos de Jorge; y con Ivana, Natalia, Juliana, Florencia y Victoria, hijas de José. Además, 7 bisnietos: Lourdes y Guadalupe (hijas de Juliana); Josefina y los mellizos Bautista y Agostina (hijos de Natalia) y Samuel y Elena (hijos de Florencia, también mellizos, a los que la pandemia sólo le permitió conocer en forma virtual, ya que nacieron el 29 de julio último).

Muchos recordarán su asistencia a todas y cada una de las acciones promovidas por Cooperativas o instituciones con las que estaba vinculado y otros, habrán compartido su actividad en el Turismo de Carretera, como acompañante del Negro Larriestra o los encuentros de regularidad acompañando a su primo Pepe Escujuri.
Enfrentar a la muerte es algo que nos llega a todos en algún momento. Superar la pena y asimilar la ausencia, lleva tiempo.
Pepe Cotabarren se fue el mismo día que la Cooperativa Agraria cumplía 88 años. Vivirá en el recuerdo de quienes lo conocieron y trataron. Ahora, descansa en paz.