In fraganti

14 diciembre, 2015 Leido: 7

In fraganti

Un viejo refrán, el que podría aplicarse perfectamente ante la situación generada por un móvil de control de velocidad de tránsito rutero, dice “haz lo que yo digo, más no lo que yo hago”.

De acuerdo a las fotografías, enviadas por un oyente a LU24, las mismas muestran el exceso de velocidad en una zona cuya máxima era de 40 kilómetros de acuerdo a la señal, y el móvil iba a más de 60, y el intento de sobrepaso en doble línea amarilla, maniobras causales de multas, de acuerdo a la ley de tránsito vigente.