Julia Benítez y la importancia del apoyo psicológico en tiempos de pandemia

8 enero, 2021 Leido: 341

Julia Benítez y la importancia del apoyo psicológico en tiempos de pandemia

La licenciada en psicología Julia Benítez, en una didáctica charla con LU 24, resaltó la importancia que tiene requerir apoyo profesional en tiempos de pandemia.

Dijo que “ir al psicólogo fue siempre un tabú” y agregó que “hoy por hoy la gente busca hacer o cambiar algo en su vida, sin resolver antes una situación, que parece como vivida cien veces”, relató.
“A la psicología se la ve hoy como un sinónimo de salud mental y un espacio de encuentro como uno mismo; una de las cosas que ha mostrado la cuarentena es ver las distintas máscaras con las que tapamos los sufrimientos, por lo que es impresionante el aumento de consultas en el período”, manifestó.
“Al no poder verlo, a diferencia del sufrimiento físico, el padecer de un sujeto llega a consulta luego de mucho dolor. Yo creo que no hace falta sufrir tanto”, sostuvo.

“Tenés derecho a aburrirte”
“Desde discursos hegemónicos se sostiene que uno tendría que dar todo eso y más, es parte del trabajo de la terapia es hacer que no se sufra tanto; desde el afuera, todo el mundo dice que tenés que estas bien. Durante la pandemia la consulta es: ¿Ya hice la rutina, hice Pilates también, ahora qué hago? …Yo creo que tenés derecho a aburrirte, muchas veces estos sentimientos lo único que piden es que se los registre”, dijo.
“Hubo una sobreinformación que pasaba a ser desinformación, porque los medios tienen que inflar muchísimo las cosas porque ya no sorprenden, cada vez es más el sensacionalismo para generar algo y la macana es que hacemos con ese algo”, manifestó.
“La primera planificación sobre la pandemia no tuvo en cuenta el factor psicológico, no se tuvieron en cuenta las políticas al respecto, ya que se generaba un cambio”, expresó.

La labor del psicólogo
“Uno trabaja con la palabra y con el vínculo por lo que somos extremadamente cuidadosos, hay palabras que generan más efectos y desde determinados sectores se busca generarlo; uno va conociendo las historias de las persona y puede prever las cosas: por ejemplo la cantidad de violencia de género que ocurrieron en la pandemia. Parte de lo nuestro fue aggiornarnos y buscar la vuelta por video llamadas o por llamada común, fue una experiencia rara al comienzo y en lo personal pienso que si uno tiene la intención de sostener el espacio se puede, emprender unos sacrificios para sostener la terapia es gratificante”, sostuvo.
“Todo psicólogo sabe que quien llega a consulta es después de un largo recorrido signado por los sufrimientos. Quien motoriza la terapia es la palabra del paciente. Si no quiere tocar algún tema se lo respeta porque trabaja con un vínculo de respeto y confianza y el secreto profesional no se puede revelar salvo que la persona esté en riesgo cierto para afectar a terceros, debe acompañar al otro desde otra perspectiva”, agregó.

“Un muy buen aliado”
“Que la solución nos dé un poco de julepe, que no sea cómodo, implica buscar otras formas, y el psicólogo entrena a uno para no juzgar, ya que todo lo que pase en la consulta es acordar, es un espacio de muchísimo respeto. Más allá de eso, uno respeta los tiempos del otro, del proceso de la persona, que a veces tarda mucho en llegar, pero para cambiar una situación que parezca difícil enorme, siempre hay tiempo, y un psicólogo es un muy buen aliado”, dijo.
“Uno necesita transitar un duelo para poder recobrar la energía y encarar un nuevo proyecto, lo que podemos evitar y debemos aprender algo”, reflexionó.