Julián Domínguez pidió más fondos a Juan Manzur para ayudar a los ruralistas afectados por la sequía

11 enero, 2022 Leido: 527

Julián Domínguez pidió más fondos a Juan Manzur para ayudar a los ruralistas afectados por la sequía

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, le pidió al jefe de Gabinete, Juan Manzur, “ampliar y poner operativo” el Fondo de Emergencia Nacional para “dar respuesta a los reclamos que tienen los productores” frente a la sequía que azota algunas zonas del país.

Domínguez presentó un “informe en el que consta la necesidad de ampliar y poner operativo el Fondo de Emergencia Nacional”, que desde 2010 quedó fijo en 500 millones de pesos. Con la devolución de los últimos 12 años, en los que el dólar pasó de $3,80 a $108 pesos en su cotización oficial, y a más de $200 en los precios de mercado, el margen de maniobra oficial para atender las necesidades de los damnificados se acotó notablemente.
Consciente de esa limitación, el ministro pidió más recursos y enfatizó que busca dar “respuesta a los reclamos que tienen los productores y a la necesidad de acompañarlos en este momento de dificultades”.
En ese sentido, Domínguez describió que “en el último semestre, en algunas zonas hubo una disminución de hasta 200 milímetros de precipitaciones, lo que complicó la situación”. Indicó que están “observando con preocupación la evolución de la zona núcleo, especialmente en lo que respecta al maíz de primera, la soja, y la falta de disponibilidad de forraje o pasto para la ganadería en algunos lugares”. También manifestó la preocupación por la situación de la provincia de Entre Ríos, que ha tenido serios problemas con incendios.
”Con el Jefe de Gabinete hablamos de la necesidad de estar preparados para dar solución a esta situación, ya que vamos a tener un impacto en el sector. Por eso coincidimos en poner operativo el fondo de emergencia nacional para asistir y acompañar a los productores en este momento de dificultades”, reflejó Domínguez, tras reunirse con Manzur, a quien expresó que le describió cómo se viene “monitoreando la sequía” especialmente en la “zona núcleo”.
El ministro apuntó que recién “se va a tener un impacto y una medición después de que pase esta tercera semana de enero. Estamos haciendo una evaluación diaria, con monitoreo permanente, en contacto con los ministros de las provincias, haciendo una evaluación y un diagnóstico de la situación y del impacto del cambio climático sobre los distintos cultivos”.
Al respecto, anticipó que “este martes se reunirá con ministros de varias provincias. Y la semana que viene están citados todos los ministros de las provincias para hacer la evaluación tanto en información nacional que tenemos como la evaluación de las respectivas provincias”.

Ya se prevén pérdidas de rinde importantes en soja y maíz
Las bolsas granarias de Buenos Aires y Rosario alertaron sobre la desmejora agronómica en maíz y soja, producto del calor y la falta de lluvias que continúa afectando a gran parte del país, y se proyectan mayores pérdidas en el potencial de rinde de ambos cultivos.
A nivel nacional, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la condición de la soja “mala/regular” tuvo un aumento de 5,3% en la última semana, en tanto la condición hídrica “adecuada/óptima” es de 58,2%, reflejando una pérdida de 9,5%.
“La desmejora en las condiciones, tanto hídrica como del cultivo, se explica por la ausencia de lluvias y las altas temperaturas registradas en gran parte del área agrícola durante los últimos días”, detalló la entidad porteña.
Por su parte, en su último panorama semanal enfocado en la zona núcleo, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló este miércoles que la condición de lotes “de regulares a malos” pasaron de un 25% al 27%. “En los cuadros regulares las expectativas de rindes son de 60 a 80 qq/ha y alcanzarían con lo justo para cubrir costos de producción”.
“Llegaron tarde, las lluvias de principio de año no fueron suficientes para frenar el daño de los maíces tempranos”, agregó la entidad santafesina.
Del resto, hay un 45% “en buenas condiciones y un 18 % muy bueno”. Los que se encuentran en buen estado “tienen techos productivos de 80 a 100 qq/ha”. Mientras que la condición excelente “es casi insignificante este año”. Los técnicos lo explicaron diciendo que “en el 2022 no habrá rindes de 140 qq/ha cómo muchos alcanzaron el año pasado”.
Sin embargo, en Corral de Bustos comentaron que los maíces de septiembre han sobrellevado bastante bien los calores de la semana pasada, ya que “cuentan con algo de efecto napa y tenemos expectativas completas de rinde allí”.
Pero las precipitaciones no aparecen en los pronósticos y hay una seria preocupación de los productores que sembraron maíces en octubre, según indicaron desde la BCR.
Tampoco hay cuadros excelentes este año en soja. En las partes menos beneficiadas por las lluvias, el desmejoramiento continúa. En Carlos Pellegrini, se ven plantas con pérdidas de hojas basales y abortos de flores. La soja de segunda se lleva la peor parte: comenzó el ciclo con bajas reservas de agua, y sin recargas no muestra crecimiento. En Cañada Rosquín calculan que la soja de primera ya perdió un 15% de su rinde y la de segunda un 40%.

El calor también golpeó al girasol
El calor también golpeó al girasol. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires reportó que comenzó la cosecha en el NEA y en el Centro-Norte de Santa Fe, registrándose un avance en las labores de 35 % y 8,7 % respectivamente.
“La condición general del cultivo en estas regiones es normal/buena para la mayoría de los cuadros aún en pie. En el resto del área agrícola, se relevó una condición hídrica y de cultivo levemente inferior respecto a la semana previa, dadas las condiciones de temperaturas elevadas y escasas precipitaciones. El área en condiciones buena a excelente cayó 6,1% y actualmente se ubica en 51,2 % del área sembrada”, concluyó la BCBA.
Fuente: TN.