La Chacra Experimental de Barrow trabaja a “tranqueras cerradas”

1 septiembre, 2020 Leido: 531

La Chacra Experimental de Barrow trabaja a “tranqueras cerradas”

En el marco de un contexto complicado, la Chacra Experimental Integrada Barrow trabaja a “tranqueras cerradas”.

La directora, Ing. Paula Pérez Maté, dijo a LU 24 que “trabajar con esta pandemia es una tarea complicada porque requiere mucha planificación, estamos con protocolos a nivel municipal, provincial y nacional para atender a todas las demandas que tenemos del sector”.
“Nosotros decimos que trabajamos a tranqueras cerradas y, a medida que se puede, se va involucrando a mayor cantidad de personas, respetando siempre el uso de barbijos, en algunos casos de máscaras, que también se les ha entregado; más allá de las condiciones de higiene, evitando que compartan oficinas o lugares de trabajo”, explicó.
“Básicamente lo que se hace es todo lo del campo, que se maneja a través de la Asociación Cooperadora, y los ensayos de fina que se pudieron realizar bien, a pesar de las complicaciones por la lluvia que retrasaron la siembra pero se ha podido cumplir, en eso respondemos a una red nacional de INTA”, agregó.
En tanto, comentó que “se nos ha complicado mucho con lo de afuera. El área de influencia de la Experimental son cuatro municipios, San Cayetano, Chaves, Tres Arroyos y C. Dorrego, entonces también hay que respetar lo que dispone cada uno de los municipios”. En consecuencia, “se ha disminuido la actividad, prácticamente lo que se hizo fue recolectar cultivos de gruesa de la campaña anterior, no realización de nuevos ensayos”.
Adaptándose a las herramientas digitales, detalló que “se está entre 12 y 16 horas pegada a la computadora”.
Destacó la posibilidad de desarrollar reuniones y capacitaciones virtuales. “Tenemos el ciclo de los días miércoles y todas superan la cantidad de 50 a 60 personas conectadas, eso es positivo y no hay costos, es algo que hemos podido organizar bien”, manifestó.
Además, indicó que en lo que refiere al programa Pro-Huerta se hicieron modificaciones: “desde la Chacra se les provee las semillas, que tuvimos que fraccionar, y los municipios son los encargados de entregarlas. En algunas instituciones con las que tenemos algún convenio, también ya se entregaron”.

“Esta pandemia hace que uno tenga que planificar, organizarse, por el tema de los tiempos, y es la parte positiva, disminuimos mucho los costos. El combustible antes era una gran preocupación porque desde el año pasado y hasta junio veníamos con una situación crítica en cuanto a los recursos económicos”, finalizó.