La inspectora regional de Educación reconoció el hecho de violencia contra una directora

29 septiembre, 2015 Leido: 21

La inspectora regional de Educación reconoció el hecho de violencia contra una directora

Marisa Vázquez, inspectora jefe de la Región XXI de Educación, aseguró tener conocimiento del episodio de violencia contra Sandra Di Croce, directora de la Escuela Secundaria 8, que ocurrió según precisó el 4 de septiembre último. “Recibimos este tipo de novedades en el momento, a partir del trabajo de los inspectores. Es un hecho que se suscitó en una institución escolar, y lógicamente se tomaron todos los recaudos. Había una mamá con una demanda que fue atendida por el equipo de la institución y se produjo un hecho de violencia”, relató Vázquez.

La inspectora reconoció la existencia de la desaparición de un celular como causal de la situación. “El equipo directivo atendió a la mamá, pero suele ocurrir que cualquier elemento que llevan los alumnos a la escuela es un sacrificio extra para los papás, y a ninguno nos gusta que les pase algo a nuestros hijos. La mamá agredió a la directora, sin entrar en detalles de cuántas veces sucedió, y se produjo la llegada inmediata de la inspectora del área de Psicología, que continuó trabajando en este tema, pensando siempre en el resguardo tanto de los docentes como de los alumnos”, consideró.

“Siempre se trata, cuando falta algún elemento, de conversar con los alumnos e indagar cómo se generó la situación, y entre todos se resuelve cuál es la mejor forma de que aparezca, siempre a través de la reflexión y el diálogo. Se trabaja desde la idea de que nadie puede apropiarse de algo que no es suyo. Y eso está en los contenidos, no aparece solamente cuando falta algo”, sostuvo la docente.

La intervención policial

En este tipo de casos, advirtió, la Policía interviene si el damnificado quiere impulsar la denuncia. “Pero nosotros siempre pensamos en encontrar el elemento donde supuestamente desapareció, y en proteger los derechos de nuestros alumnos menores. Pero eso no quita que un adulto responsable pueda realizar la denuncia. En ese caso, la Policía no puede, y por eso no lo permitimos, realizar ningún tipo de cacheo o revisión de alumnos menores de edad”, aseguró Vázquez.

Asimismo, admitió que si bien hay una resolución que prohíbe el uso de celular y otros elementos ajenos al estudio dentro del ámbito escolar, la realidad indica que la gran mayoría de los alumnos los lleva.

Finalmente, aseguró que todos los inspectores están trabajando en el acompañamiento de quienes sufren este tipo de situaciones. Y desmintió que existan este tipo de casos de violencia en forma permanente. “Son hechos aislados. Y quizá hay más situaciones de violencia, o quizá son más visibles, por la presencia de teléfonos, redes sociales, por eso se socializan más. No es algo cotidiano, pero queremos que se sepa que las comunidades educativas cuentan con el respaldo de quienes nos ocupamos desde el Estado provincial de estas cuestiones”, finalizó.