Las dos caras de la pandemia en el mercado inmobiliario: más ventas y alquileres más caros

16 septiembre, 2020 Leido: 2442

Las dos caras de la pandemia en el mercado inmobiliario: más ventas y alquileres más caros

La coyuntura económica atravesada por la pandemia impacta en los alquileres, que también tienen como condimento la ley recientemente sancionada. Según la operadora inmobiliaria Silvia Rípodas, la demanda de viviendas para alquilar en Tres Arroyos es sostenida y la oferta escasa, por lo que los valores de locación se han incrementado. “La nueva ley nos marca tres años de contrato con ajuste anual, que surge de un índice compuesto por partes iguales por las variaciones del IPC (precios al consumidor) y la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables, que será publicado mensualmente por el Banco Central. Pero recién veremos con exactitud este número cuando actualicemos, en junio del año que viene, los contratos que se suscribieron en julio de este año”, explicó.

En este marco, los operadores necesitan viviendas en alquiler porque al estar vedado el acceso al crédito, la demanda se mantiene. “Y pienso que por esta razón también los valores van a aumentar”, admitió Silvia.
Respecto a las dificultades que han enfrentado algunos inquilinos para pagar su obligación mensual, que fue una minoría según indicó, “se dieron casos en que los propietarios, muy conscientes de la situación, dedujeron importes y hasta ofrecieron no cobrar el alquiler, pero hay que entender que probablemente esos montos los necesiten, así que el esfuerzo fue de todos”.
Con relación al PROCREAR, advirtió que “el nuevo es para terrenos, y no tenemos todavía mucha información, pero estoy tomando muchos terrenos para la venta y estoy tratando de que la gente tenga disponibles sus lotes para la venta con los títulos perfectos o al menos perfectibles”.

Muy buenos negocios
En cuanto a otras operaciones inmobiliarias, Rípodas aseguró que no sólo nunca se frenó el movimiento en este período, sino que se concretaron muy buenos negocios. “Fue excelente en cuanto a las ventas, tuvimos muy buena producción en pandemia. Hay dos nichos bien determinados: el que tiene y compra, y el que no tiene y se le complica para alquilar. Pero siempre los hubo. Hablar de una casa en 100.000 dólares hoy son 13 millones de pesos, no es para cualquier persona. Y con la determinación de las nuevas medidas esto va a subir más. Pero hay que seguir adelante con esperanza, siempre hay, en la inmobiliaria, algo para hacer”, aseguró.