Las torres del templo de Luján terminarán en simbólicas antorchas

31 julio, 2014 Leido: 23

Las torres del templo de Luján terminarán en simbólicas antorchas

La arquitecta platense María Luisa Oricchio es la autora del proyecto del templo de la Parroquia Nuestra Señora de Luján, una obra muy interesante que, según dijo a LU24, “avanza lentamente porque depende de los ingresos del Padre Torquatti, que no son otra cosa que producto del sacrificio y esfuerzo de él y de la comunidad de Tres Arroyos”. Respecto de las torres, donde se pensaba instalar los campanarios, anticipó que la obra que se aprecia por estos días es la construcción de una especie de láminas que conformarán antorchas. “Esta idea está basada en la parábola de las Diez Vírgenes, que esperaban a sus novios con antorchas, y para los católicos significa la luz que nos inspira Dios, y que la tenemos en el bautismo, en la Pascua, todos símbolos que esas hojas ahí arriba representan, como diciendo ‘aquí se comienza una nueva vida’”, indicó la profesional.

Oricchio aseguró que “el ingeniero no ha cambiado una coma del diseño original, que me pertenece, teniendo en cuenta que se empezó a construir en el año 1987. Lo primero que se hizo fue el gimnasio, para poder abastecer económicamente las otras etapas. Y en 1998 se comenzó la etapa principal del proyecto, que es la Iglesia. No es una obra faraónica: es un templo, y un templo tiene que ser una obra importante. Cuando me preguntan por la altura de las torres, siempre recuerdo que cuando uno va a Europa, cuando no conoce un pueblo, se ubica buscando el campanario. Estas torres se ven desde la ruta, y quien las aprecia sabe entonces que está en Tres Arroyos”.

Un punto de encuentro entre el sacerdote y los fieles

La arquitecta aseguró además que el criterio con el que diseñó la planta del templo, al que definió como ecléctico pero con fuerte influencia gótica aunque modernizada, buscó reunir al sacerdote con los fieles en una suerte de círculo donde se lleva adelante una fiesta litúrgica. “Además tiene signos, como el rosetón del frente, las puertas ojivales, todos símbolos que son reconocibles como parte de un templo, más allá de que quien los mira sea católico o no”, sostuvo. Hasta la iluminación cenital también está pensada en función de esa reunión, esa familia que se forma entre el cura y sus fieles.

Torquatti y su shopping

Además, anunció que el 7 de agosto, día de San Cayetano, se hará una misa a las 19 en el nuevo templo, y en el shopping del día 8 se venderán los elementos más interesantes.

Sobre la obra, Torquatti aseguró que “se está terminando la obra de la torre de la calle Colón, siempre con el esfuerzo de toda la gente con la que trabajamos y la colaboración de los que tanto nos ayudan y comparten esto con nosotros y con Dios”.