Llegó el día de la operación y Mateo no recibió el estimulador vagal: el reclamo de su mamá

23 septiembre, 2020 Leido: 1735

Llegó el día de la operación y  Mateo no recibió el estimulador vagal: el reclamo de su mamá

Mateo padece epilepsia refractaria y síndrome de Lennox Gastaut, lo que lo somete a ataques constantes –de 80 a 500 diarios- que lo obligan a moverse con mochila de oxígeno porque cada uno de estos episodios le puede costar la vida, incluso mientras duerme. A poco de cumplir 5 años, está internado en el Hospital El Cruce, donde hoy tendrían que haberlo operado para colocarle un estimulador vagal, pero no pudo ser. Porque según contó su mamá, Valeria Jam, el director de IOMA autorizó la cobertura del aparato tras un recurso de amparo, pero “no apareció y no hicieron nada por conseguirlo. Y hoy es difícil con el coronavirus volver a conseguir una fecha para la operación, y volver a recorrer los 500 km de vuelta con él sin certezas de cuándo lo van a hacer”.

“Lo que él tiene no se cura, pero el estimulador vagal lo que hace es disminuir sus crisis y que no tenga un deterioro cognitivo tan severo”, dijo Valeria. El papá de Mateo cortó la calle frente a la sede tresarroyense de IOMA, y hoy lo va a volver a hacer. “Antes de irme hice todos los trámites porque sabía que esto podía pasar; me prometieron una semana, pasaron 15 días y nada. Cuatro millones vale el aparato… ¿De dónde los vamos a sacar? No queremos molestar ni hacer daño a nadie”, se preguntó la mamá de Mateo.
“Los doctores no quieren que me vuelva y tenga que volver para atrás por el coronavirus porque es un problema para mí y para Mateo también, pero la abogada se ha cansado de llamar a IOMA y no nos dan bolilla”, concluyó.