Los Alonsitos Escribe: Omar Eduardo Alonso

17 diciembre, 2022

Los Alonsitos Escribe: Omar Eduardo Alonso

Esta es una historia en desarrollo. Y no es, precisamente, referida al reconocido conjunto folklórico.

Para completarla estoy solicitando la colaboración de los lectores que eventualmente puedan aportar datos.

No en vano en Tres Arroyos se tuvo la necesidad de reconocer con la designación de una calle con el nombre de León, pues fue desde esa provincia española que llegaron numerosos inmigrantes que contribuyeron al crecimiento de esta zona.

Entre ellos, muchos Alonsos o Liébanas, entre otros. Y menciono estos dos apellidos porque en algún lugar se entrelazan familiarmente. Es mi caso, por ejemplo.

Lo cierto es que mi atención fue reclamada desde Madrid por parte de Myryam Alonso, que busca detectar familiares para reconstruir su historia. Familiares que de manera indubitable estuvieron o pasaron por esta zona y cuyos descendientes es muy probable que permanezcan.

Menciona una efectiva radicación en la zona de Bajo Hondo, pero también aporta documentación según la cual Angel Alonso contrajo matrimonio en Tres Arroyos. Fue testigo Francisco Alonso.

Ya le he hecho llegar datos y aportes que van permitiendo ajustar, lentamente, este proceso de búsqueda.

De la misma manera, un ex compañero de estudio, abogado él radicado en La Plata, también me ha puntualizado la estrecha relación de su apellido, Liébana, con el mío. Ciertamente, mi abuelo era Miguel Alonso Liébana.

Myriam menciona una relación también con el apellido Arce y ciertamente, mi madre era Reynoso de apellido, pero su madre, es decir mi abuela era Petrona Arce.

Conclusión: es una trama compleja, no sencilla de interpretar pero a la vez apasionante para intentar hacerlo.

Dicho todo esto, seguidamente cuento algunos detalles, insistiendo en la posibilidad de que a través de los lectores de este espacio, que no son pocos, se puedan ir desentrañando estos misterios.

Myryam

Dedicada en Madrid a actividades docentes, Myryam afirma que oportunamente recurrió a la vicecónsul actuante en Tres Arroyos y que esta le afirmó que no había Alonsos en nuestro medio. Llama la atención.

Está en la búsqueda de Santiago y Felipe Alonso Alonso (sic es decir dos veces Alonso), originarios de Molina Ferrera, provincia de León. Alguno de ellos tuvo hijos, de modo que se supone que hay descendientes en la zona, más probablemente por Bajo Hondo o cercanías.

Un hermano de aquellos fue propietario de un almacén de ramos generales y panadería en ese lugar. Hay fotos que se incluyen de ese establecimiento de Francisco Alonso Alonso, pero además se lo menciona en la guía comercial del Ferrocarril del Sud, del año 1931. (fotos)

Otro familiar, Angel, se casó en Tres Arroyos con Antonia Arce. (copia de acta).

Todos partieron desde Vigo con destino a Buenos Aires y Bahía Blanca, y no retornaron a España.

“Como la mugre”

Los Alonsos son como la mugre, decía mi madre al indicar que estamos en todos lados.

Y en el marco de esta historia en desarrollo estoy aportando algunos elementos de juicio que corroboran que no han sido pocos los gallegos de ese apellido que han probado suerte por estos lares, sin pretender agotar la nómina.

En este caso vinculados a la actividad agropecuaria.

Dionisio Alonso, originario de Lucillo, León, llegó a la Argentina en 1900 y cinco años más tarde recaló en Tres Arroyos dedicándose a actividades rurales.

Con esfuerzo y sacrificios logró disponer de un campo de 380 hectáreas que denominó “San Bernardo”.

Se casó con Estefanía Chalecu y tuvieron varios hijos: Fernando, Dionisio, Juana Elena, Estefanía, Angela, Josefa y María. (foto familiar)

Es difícil imaginar que no haya descendientes.

Anexo copias de productores de nuestro apellido que fueron detectados hacia fines de la década del 20 en esta zona. (fotos varias)

Juan Carlos

Liébana. Ex compañero de estudios, abogado radicado en La Plata y frecuente lector de estas columnas, marcaba en nuestras comunicaciones que sin saberlo éramos casi parientes.

Y efectivamente, rastreando se pueden detectar indicios de orígenes poco menos que comunes.

Como lo consigno más arriba, mi abuelo era Miguel Alonso Liébana (foto). Tuvo numerosas ocupaciones. Encargado del campo de Sisti, en la zona de Vazquez; panadero, bolichero y tasador de La Previsión.

Era pariente de los Liébana, propietarios del histórico almacén El Nacional, en 25 de mayo y 9 de julio. La firma comercial era integrada por Mariano Liébana y Angel Di Croce y Cía. (foto del interior del comercio-1934)

Familiar de Juan Carlos, hay otro comerciante exitoso quien además fue un ajedrecista destacado y sobre quien se hizo referencia en una nota oportunamente dedicada a este deporte.

Mi ex compañero recordó que su abuelo era Liébana y su abuela, Losada, otro apellido ancestral en las zonas de Ponferrada y Corporales, pequeñas poblaciones de la provincia de León, igual que Arias y otros más.

Frase final: Por lo que se deduce, la historia está en desarrollo pero seguramente se irá dilucidando progresivamente.

[email protected]

También en FB