Los comercios podrán negarse a aceptar tarjeta de débito en compras inferiores a 100 pesos

24 octubre, 2018 Leido: 18

Los comercios podrán negarse a aceptar tarjeta de débito en compras inferiores a 100 pesos

El Gobierno subió de 10 a 100 pesos el monto mínimo para pagar con tarjeta de débito en todos los comercios. También habilitó nuevos medios de pago electrónico que podrán aceptar los vendedores que realicen operaciones con consumidores finales, como por ejemplo el uso de códigos QR o billetera electrónica.
Además, se resolvió que los dispositivos deberán admitir el cobro mediante todas las tarjetas de débito de las redes a las que estén adheridas las entidades financieras. Es decir, por ejemplo, que un comercio no podrá aceptar sólo Visa Electrón y rechazar Maestro o viceversa. Todas las tarjetas deberán ser aceptadas.
La resolución aclara que los comercios deberán aceptar todos los medios de pago “excepto cuando el importe de la operación sea inferior a 100 pesos”. Hasta ahora este piso era de 10 pesos. “Este gasto mínimo no es obligatorio. Los comercios que quieran cobrar menos de cien pesos, podrán hacerlo. El aumento responde a que había que buscar un piso más razonable para un país que tuvo inflación de 2002 en adelante”, dijeron a Clarín desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Agregaron que en muchos países del mundo existe el piso mínimo para pagar con débito. “Pero no habiendo inflación en la mayoría de los países, es un tema que no representa un condicionante de ningún tipo”, destacaron.
Sin embargo, referentes de asociaciones de consumidores plantearon sus reparos: “Yo no lo comparto, creo que se debe dejar los diez pesos como estaba antes. Si en el exterior te miran con cara rara cuando pagás con efectivo. Está mal. Y hay que prestarle atención a la noche. Mucha gente a la noche, por seguridad, no se maneja con efectivo”, dijo a Clarín Sandra González, de Adecua.
“Es raro, va en contra de la tendencia mundial. Muchos países avanzan hacia el fin del uso de dinero en efectivo. Habría que preguntarle al gobierno porqué lo hace. Debe responder a un reclamo de los comerciantes, que por una venta de cuatro caramelos quizás tengan que perder tiempo y hasta declararlo. También es producto del proceso inflacionario que vive el país. Pero una medida así va a facilitar las ventas en negro. Y en menor proporción reducirá el ingreso de dinero al fisco”, agregó Héctor Polino, de la Asociación Consumidores Libres.
Mediante el decreto 933/2018 del Ministerio de Economía, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, se dispuso que el dispositivo que se utilice para capturar la transacción -POS, MPOS, PIN PAD u otro método que permita realizarla- sea solicitado por el contribuyente obligado. Y que éste, además, lo registre a su nombre y declare, para la acreditación de los fondos, un número de Clave Bancaria Uniforme (CBU) o “alias”.
En otro orden, el texto del Boletín Oficial reconoce como medio de pago a los realizados a través de la utilización de códigos de respuesta rápida (QR).
“El Gobierno amplió la plataforma de medios de pago electrónicos ya que sumó las transferencias de pago electrónico inmediato como el Botón de Pago y la Billetera Electrónica”, informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
El administrador federal de Ingresos Públicos, Leandro Cuccioli, destacó que “la modificación del decreto 858 de 2016 es un paso muy importante, que dará a los comerciantes más herramientas para cumplir con la obligación de ofrecer medios de pago electrónicos y más opciones para el contribuyente”.
Por decisión del Gobierno, desde el primero de abril de este año es obligatorio que todos los locales comerciales dispongan de posnet para realizar cobranzas con tarjetas de débito y crédito. Sin embargo, asociaciones de consumidores consultadas por Clarín coinciden en que es una medida que buena parte de los comerciantes no cumple. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estableció incluso multas que van desde los $300 a los $300.000 pesos para quienes incumplan con dicha normativa. Pero los controles brillan por su ausencia a 7 meses de la implementación.
“No solamente muchos comercios no lo pusieron, sino que ahora además pasamos al ‘no me anda el posnet’ o a comerciantes que te quieren cobrar demás por pagar con débito. Esto es producto, en primer lugar, del descontrol de precios que hay. En segundo, de que no hay autoridad de control. Las leyes las tenemos, pero nadie mira que se apliquen”, dijo Sandra González, de Adecua. “Por ejemplo, es prácticamente imposible pagar un taxi con tarjeta de débito. Y para los comerciantes tener posnet implica un costo mínimo, pero que ellos trasladan al precio. O sea que no lo hacen, de vivos”.
“Las quejas son muchas. Los comercios más pequeños no tienen y si tienen, tienen solo de una. Muchos no la tienen porque es una forma de eludir el pago del IVA. Así lo eluden y convierten ese IVA que paga el consumidor en una ganancia extra para ellos. Y después están los que cobran recargo con tarjeta”, explicó Héctor Polino. “Todos los comercios tenían un plazo para instalar el posnet. Pero tras la renuncia de Alberto Abad en la AFIP, se aflojó esa política que iba por etapas y que terminaba con todos los comercios adheridos. Se resintió. Si hay controles, deben ser muy laxos porque te dicen que no tienen posnet y no pasa nada”.

Fuente: Clarín.