Los mensajeros extreman las medidas de higiene y cuidados ante la pandemia, para evitar contagios

7 septiembre, 2020 Leido: 1134

Los mensajeros extreman las medidas de higiene y cuidados ante la pandemia, para evitar contagios

El responsable de la Mensajería El Fénix, Pablo Zalazar, destacó las medidas de seguridad y el cumplimiento estricto de los protocolos que deben implementar y cumplir para poder trabajar sin inconvenientes todo el personal que forma parte de la firma. Aseguró que los adultos mayores son los que más se cuidan.

“Somos 11 mensajeros en total en la agencia, pero nos repartimos los horarios para achicar el trabajo, estar más cómodos y por prevención también. El 99 por ciento de los clientes con los que trabajamos son adultos mayores y farmacias. Cuando esto comenzó, ya les hablamos a ellos del tema y si ellos se sienten mal nos avisan antes. Como hacemos todo los papeles de PAMI ya estamos al tanto de su situación. Ellos tienen cuenta corriente con nosotros e inclusive en la farmacia. Les avisamos y les dejamos las cosas en la puerta por prevención”, detalló.
Zalazar aseguró que el personal de la mensajería usa barbijos, alcohol en gel, guantes, identificaciones personales, “todos ordenado para que no tengamos contagios. Nos cambiamos varias veces la ropa en el día y al igual que bañarnos. Hasta ahora solo nos tocó un caso que nos avisó que venía de Mar del Plata con un posible Covid y arreglamos dejar todo en portería. Hace muchos años estábamos en actividad con la gripe a, aunque esto es peor, pero tomamos todos los recaudos”.
Consideró que afortunadamente son esenciales “nos llenó de orgullo, porque además hubo muchos abuelos que se quedaron sin ver a sus hijos y nietos. Tenemos 23 años en la mensajería y nos toman de nieto más de uno. Hasta nos hacen video llamadas algunos. Somos a quien ven en el día a veces”
Reconoció que lo sorprende ver que “sean los abuelos más responsables que los jóvenes. Ellos te cuidan a vos, te dejan el alcohol en gel en la puerta, se cuidan y no quieren enfermarse. Los chicos jóvenes se creen que esto no les hará nada pero no piensan en que pueden contagiar a los suyos”.
Destacó también que “las farmacias nos ayudan muchos, nos regalan alcohol y guantes, los barbijos se recambian, porque los usamos mucho”.