Lucas Sugo: “esto no fue sólo un show, me llevo la carga emotiva de la gente”

9 marzo, 2020 Leido: 35

Lucas Sugo: “esto no fue sólo un show, me llevo la carga emotiva de la gente”


Finalizado su espectacular show, Lucas Sugo compartió un encuentro con la prensa. Aseguró que fue su madre la que le sembró la semilla del arte, la sensibilidad y los valores para que terminara escribiendo canciones sobre el amor y el desamor. “Busco que sean el reflejo de situaciones que la gente haya vivido”, sostuvo.

Se mostró feliz por el impactante recibimiento del público. “Por eso tengo gratitud con las personas que generaron este momento tan especial que he vivido, porque no fue solamente un show, algo festivo, sino algo con una gran carga emotiva que me regaló la gente, con su afecto, con su cariño noble”.
“Las distancias son grandes, generan desgaste –reconoció en torno a sus giras- porque terminamos un show en mi tierra natal, Tacuarembó, y pasamos por aduana, almuerzo, ruta, ruta, lo que acarrea desgaste físico y emocional, propio de cuando uno se aleja de los suyos, pero cuando suceden cosas como lo que hoy pasó sobre el escenario, eso queda atrás porque volvemos a nuestra tierra con la satisfacción del deber cumplido. Valieron la pena los kilómetros recorridos”, aseguró.
Entre sus influencias argentinas a nivel artístico destacó a Valeria Lynch y Jorge Rojas, y anticipó, en lo que calificó como una “bomba”, que en sus próximo concierto en el teatro porteño Gran Rex, en abril, el mexicano Arturo de “Los guardianes del amor”, Meno de “Los Rancheros” y Víctor Heredia. “Son todos mimos que la carrera me está dando, y un ejemplo más del estrecho vínculo entre las culturas”, dijo.
“Siempre soñé, siempre visualicé lo que estoy viviendo. Esto es lo que yo soñaba cuando cantaba frente al espejo en la humedad del baño cuando me duchaba. Sabía que era difícil, pero sabía que antes del imposible había un ‘casi’, y por eso tenía en cuenta lo que mamá me taladraba y decía: ‘estudiá, formate’. Pero entraba al Liceo y era el cantor… Hoy quizá la voz de la mamá y su ‘perorata’ les moleste a los chicos, pero a mí me pasó: cuando formé una familia, cantaba en los bailes y no me alcanzaba para el sustento, que recién logré cuando colgué un pizarrón y empecé a dar clases de música con ese título de profesor que había obtenido. Por eso le dije a mamá ‘cuánto te debo por ese taladro hermoso que me permitió llegar hasta acá’. Por eso les digo a todos los gurises: es necesario estudiar, hay que hacerlo sí o sí; podés tener el sueño de ser cantor, jugador de fútbol, pero si no llegás o demorás en el camino, vas a tener cómo sostenerte”, finalizó.