Maricel Pereyra Piacquadío fue al Concejo a pedir que se mantenga la calle que accede al parador Walter`s

24 noviembre, 2021 Leido: 2593

Maricel Pereyra Piacquadío fue al Concejo a pedir que se mantenga la calle que accede al parador Walter`s

Maricel Pereyra Piacquadío, de la familia concesionaria del parador Walter’s, se acercó hoy a la Comisión de Obras Públicas, donde si bien reconoció que durante la mañana de hoy se efectuó la limpieza de la calle que desemboca en el balneario, reclamó que “se la mantenga de manera permanente y se haga estacionamiento como en el resto de las bajadas. Más allá del litigio judicial por el parador, cuya explotación nos autoriza el juez, este es otro acceso a la playa”.

“Acá está en juego el bienestar de mis padres, que estaban sin provisiones e incomunicados ya que el servicio de internet y telefonía estaba caído, y también sería importante que se solucione el tema del alumbrado público, ya que el año pasado cortaron los cables porque tocaban la línea de los médanos”, apuntó.
“El pedido de limpieza de la bajada se hizo en agosto, se acomodó un poco y se hizo otro pedido cuando se volvió a cerrar, y el último pedido lo hice yo el 5 de noviembre en la delegación de Reta y por mesa de entradas municipal. Entremedio, el 26 de octubre, mi mamá logró comunicarse con un funcionario que se comprometió a abrirla, y hoy vemos, un mes después, que se limpió”, sostuvo Pereyra.
Respecto de la situación del trámite judicial, aclaró que “por lo dicho por el juez, que pidió no innovar, tenemos la posibilidad de explotar el parador por lo que nosotros estamos haciendo los trámites para la habilitación por esta temporada. Nosotros firmamos un contrato de concesión a fines de 2017, y pasó todo el 2018 en el que no pudimos hacer las obras porque la calle durante el invierno se mantiene cerrada; en verano de 2019 se hicieron reclamos no sólo por la calle cerrada sino porque incluso en plena temporada no pudimos trabajar, de hecho para el Carnaval tuvimos que devolver la plata del alquiler de las carpas a los turistas porque no se podía llegar al parador. El canon siempre se pagó como correspondía, incluso antes del inicio de la temporada, para demostrar que desde nuestra parte se cumplía, pero de la otra parte la calle seguía igual. Como pudimos probar esto, el juez nos otorgó la cautelar. En verano está claro que el turista viene a descansar, no se puede hacer obras”, concluyó.