Mauro Bodratto, papá del niño genio de La Pampa destacó las virtudes de Lorenzo

24 julio, 2019

Mauro Bodratto, papá del niño genio de La Pampa destacó las virtudes de Lorenzo


Luego de conocerse a través de medios periodísticos pampeanos el informe sobre Lorenzo Bodratto, un niño de 8 años con un coeficiente intelectual de 128 puntos, se incorporó a un 6 % de la población mundial que posee ese índice, y se lo cataloga como genio.

LU 24 entrevistó a su papá, Mauro, quien dijo que “decidimos optar por la educación experimental, lo que nos resultó muy bien, pudo expresar al máximo su potencial y luego que se cerrara la escuela Los Chañares, y luego tuvimos que hacer el test para presentar en la escuela pública, un tema burocrático”.

“Lorenzo empezó a caminar a los nueve meses, a hablar empezó al año y medio, a leer a los dos años y medio, siempre te està preguntando cosas, el día a día es un desafío lindo y mi señora y yo estamos muy contentos y muy orgullosos; a los tres años aprendió las tablas, por una cuestión de memoria, y ya a los cuatro o cinco años entendía matemática; tiene un muy buen numero de lo que es la memoria, el test también habla de eso, de las distintas inteligencias que tenemos nosotros, en la memoria, el vocablo, la forma de comunicarse, las respuestas rápidas”, agregó.

“Está chocho, es un personaje”
“El està chocho, es un personaje y ve todo como un juego, Lolo tiene ocho años, juega igual que un niño de ocho años, nada más puede resolver cosas, y como cualquier niño dice que a futuro le gustaría la computación, la programación, tiene facilidades para la música, toca bajo, guitarra y batería, le gusta cantar y bailar, es lindo como lo hace, es vergonzoso también”, expresó y sostuvo que “los abuelos están chochos también, nosotros dimos la nota en el diario porque nos parecía importante para otros padres que estén pasando por lo mismo”.

La Escuela
Lorenzo hoy empezó las clases, ya que en La Pampa la fecha de vacaciones de invierno se anticipa.
Mauro, en el final de la nota con LU 24 dijo que “ en el sistema actual educativo no están contemplados casos como el de Lorenzo, donde solamente se los deja en el aula – va a tercer grado – solos y tratando que no molesten por decirlo de alguna manera; creo que deberían ayudarlos a potenciarse”, sostuvo, a la vez que elogió a directivos y maestros de la escuela 95 de Villa Germinal “una escuela de la periferia donde estamos todos contentos, ya que a los niños se los respeta como tales”.