Medio siglo de formación integral en el Nivel Inicial del Jesús Adolescente

30 octubre, 2015 Leido: 20

Medio siglo de formación integral en el Nivel Inicial del Jesús Adolescente

Se celebraron hoy los 50 años del Nivel Inicial del Colegio Jesús Adolescente, con actividades desarrolladas en el auditorio Padre Manyanet, que contaron con la presencia de autoridades municipales y educativas, y una amplia participación de la comunidad educativa del jardín, alumnos, padres, docentes, exalumnos y otros referentes.

En la celebración, hizo uso de la palabra la directora del jardín, Marcela Reynolds, quien agradeció a las autoridades presentes e hizo referencia a que “en el Nivel Inicial se canta, se ríe, se enseña y se aprende, se duda y a partir de esa duda se corrige la propuesta. Es encuentro y palabras, historias entretejidas en una intensa trama que nos sorprende permanentemente, cuando simplemente nos ponemos en cuclillas a escuchar realmente lo que nuestros alumnos nos dicen”.

“La pedagogía manyanetiana prioriza la función de los docentes, valora el esfuerzo cotidiano y la capacitación como herramientas al servicio de la educación infantil, y el amor como punto de partida. La tarea de nuestro querido Nivel Inicial es hacer más vivo este rumbo, y que surja la fe en los corazones de nuestros alumnos, para que encuentren en la Sagrada Familia un modelo de amor que se haga realidad todos los días”, señaló Reynolds.

Tras la recepción de un recordatorio por parte de exdirectivos y exalumnos del nivel, se dirigió a los presentes el director del Colegio, el padre Alexander. El sacerdote destacó la figura de la Sagrada Familia como norte inspirador a seguir por parte no sólo de los hogares sino del mismo establecimiento. “A lo largo de estos cincuenta años, este jardín, y todo nuestro colegio, han querido ser una imitación de la casa de Jesús, María y José, la cual es el prototipo de toda humanidad, el modelo y la fuente de toda pedagogía, el lugar donde Jesús creció en edad, sabiduría y gracia ante Dios. Ellos son inspiradores de nuestro modelo pedagógico, para alcanzar una formación armónica e integral de las personas”, sostuvo.

Finalmente, el padre Alexander agradeció a integrantes y exintegrantes del cuerpo docente, directivo y auxiliar del jardín del CJA, ahora cincuentenario.