Patricio Ferrario: “no hay datos que permitan diferenciar en calidad la educación pública y la privada”

26 marzo, 2017 Leido: 22

Patricio Ferrario: “no hay datos que permitan diferenciar en calidad la educación pública y la privada”

El exdirector y fundador de la Escuela Agropecuaria de Tres Arroyos, doctor Patricio Ferrario, compartió sus opiniones en el marco del debate acerca de la educación que atraviesa el país por estos días. “Hay que poner el centro de la cuestión en el tema que más preocupa, que es la calidad educativa”, dijo Ferrario, quien admitió no saber “si hay tanta diferencia entre la educación privada y la pública, porque para eso hay que disponer de datos que no tengo yo, y que creo que nadie tiene con precisión”.
“Se necesitan datos acerca de la procedencia de los alumnos, de su situación socioeconómica, porque no es lo mismo dar clase a alumnos que apoyan el servicio educativo, concurren a las reuniones, tienen sus necesidades básicas satisfechas, que hacerlo con chicos que quizá no han desayunado, o que vienen de situaciones familiares complicadas. Y esos datos no los tenemos. Ningún país evalúa la calidad de su educación sin esa información: los países que trabajan con calidad educativa sacan este tema de la discusión político partidaria, y lo analizan con especialistas que trabajan con muchos elementos, y no con las respuestas de un día determinado a un examen determinado”, reflexionó.
“Evaluar los resultados de un único examen es un error. Son los indicadores bien medidos los que permiten conocer cuál es la situación. Y hay que decir que el presidente de la Nación dio una conferencia de prensa hablando de resultados de un examen, pero que todavía no llegaron a las escuelas, por lo que hemos entrado en un cono de sombras. En esto quisiera hacer una comparación con el tema de la salud: si uno se hace un análisis y el laboratorio mide determinadas cosas, los primeros en enterarse deberían ser el paciente y el médico. Y lo digo porque la batalla, en el buen sentido, por la calidad educativa, hay que ganarla escuela por escuela, aula por aula y pupitre por pupitre. Y se consigue poco comparando resultados generales”, concluyó Ferrario, entre otras consideraciones.