Preocupación por el servicio de transporte en padres de alumnos de la Escuela Agraria Nº 1

17 julio, 2015 Leido: 6

Preocupación por el servicio de transporte en padres de alumnos de la Escuela Agraria Nº 1

La mamá de un alumno que asiste a la Escuela Agraria Nº 1, ex Colegio Argentino Danés, Marina Montero, manifestó su preocupación por los inconvenientes que se presentan con el servicio de transporte escolar para los chicos a la localidad de Cascallares y destacó que en lo que va del mes, solo han asistido a la escuela en 5 oportunidades.

“Mis hijos empezaron en abril la escuela. En aquel momento había dos transportes. Uno era Perticarari y el otro De La Torre. Los míos viajaban con este último que era el único que tenía lugar. El viernes 26 de junio fue el último día que asistieron. El domingo avisan que el colectivo estaba roto y que el lunes llegaban los repuestos. Siguió todo así y el jueves avisó que no viajaba más al colegio, porque supuestamente había salido un subsidio del municipio para Perticarari, entonces él no viajaba más. Se les avisó a los más de 30 padres; tuvimos reunión el sábado con Perticarari, y él nos dijo que tenía un micro que en su momento no lo sacó a la ruta y ahora en apuro se comprometía al martes, a tenerlo listo para dar solución a los más de 30 chicos. Resulta que el miércoles recién los pudo llevar. Le faltaba calefacción, cortinados, pero que estaría listo para llevarlos. El viernes asistieron, pero el lunes llovió y avisó que no viajaba; el martes estaba roto; el miércoles avisa a todos que regularicen el pago, ya que él lo pedía adelantado, porque si no, no los trasladaba. Hubo muchos que pagamos”, detalló respecto a cómo se fueron dando las cosas.

Destacó Montero que si se paga el transporte, es porque “nadie se presenta a la licitación, porque el presupuesto no alcanza para mover los colectivos y queda desierta por lo que pagamos transporte para poder llevarlos a la escuela”.

En este sentido, aclaró que solo viajaron 5 días en lo que va del mes y se exige el pago del mes entero.

“El recibió un subsidio que no existe; de ser así, él no nos puede cobrar arriba de ese subsidio. Si aceptamos es porque es la única opción para mandar a los chicos al colegio. En muchas oportunidades, se presentó carta al Intendente y Consejo Escolar; la respuesta es que no pertenece a la municipalidad, sino a Provincia y que hay otras opciones de colegio, como que mandarlos allí es un capricho. No tenemos solución, el monto del subsidio al colectivero es de 20 mil pesos y no alcanza. No nos negamos a pagar, sino pedimos que se cumpla y que viajen en condiciones que aptas. Estamos preocupados”, señaló.

Volver a licitar o conseguir otro servicio

Padres de alumnos preocupados por esta problemática fueron recibidos por la concejal Marta Pellegrini y el consejero escolar Darío Rodríguez, en la Secretaría del Concejo Deliberante, en una extensa reunión que se prolongó hasta casi llegado el mediodía.

Tras el encuentro, Rodríguez aseguró que “el micro que cumple con el transporte, que no es un servicio escolar sino uno que contratan los padres, ha tenido algunos problemas y están buscando otro que pueda prestar este servicio”.

Consultado acerca de si se planeaba subsidiar a uno de los prestadores, el consejero escolar aclaró que “son dos transportes, uno renunció, y no hay ningún subsidio. Cuando se sacó a licitación este circuito completo para dos micros desde la plaza San Martín a la Escuela Agraria 1 no hubo ninguna oferta, y por eso los padres tuvieron que contratar en forma privada. Pero nunca dimos un subsidio por parte del Estado. Lo que sí podemos hacer es volver a licitar ese circuito, pero en las mismas condiciones en que se hizo cuando no hubo oferentes”.

Sergio Merlo, uno de los papás, advirtió que “estamos pagando por un micro que se rompe, los chicos van pocos días al colegio, y estamos buscando una solución. No sé si es por licitación o por política, es algo que pedimos los padres, porque si se pudiera buscar otro micro o combi no habría ningún problema; ni siquiera exigimos algo monetario, queremos que si pagamos, se cumpla. Nos dicen que traigamos de vuelta a los chicos a Tres Arroyos, y muchos padres no queremos. Nos dijeron que van a ver, después de una reunión que van a tener con este muchacho de los micros, cómo se soluciona”.

La palabra de Perticarari

Habló con LU24 el presidente del Club Quilmes, Guillermo Perticarari, luego de la reunión, quien dijo que “esto comienza en 2014 cuando el club compra un micro para las actividades que tenemos fuera de la ciudad, para poder ahorrar un poco de dinero para la institución, y ante la noticia de un papá que su hija se había quedado sin transporte, organizamos-de un jueves para el lunes- el viaje que hicimos luego durante todo el año con un promedio de 22 a 25 pibes; llega el 2015 y varios papás solicitaron que se preste el servicio y entonces nos embarcamos en adquirir otro micro, y en medio de esta negociación se deciden tomar viajes con otro prestador porque había una pequeña diferencia de dinero, por lo que decidimos arreglar el micro que habíamos comprado”.

“El 26 de junio a la hora 20 se presenta el dueño del otro transporte en el negocio de mi hermano resignando el servicio y consultó sobre si podríamos prestar nosotros el servicio, por lo que los padres se comunicaron, hicimos una reunión en el Club donde le planteamos a la consejera Aldalur que el micro no estaba terminado, y le faltaba la calefacción, entre otras cosas, y los padres insistieron ante la incomodidad que se planteaba que los chicos se quedaran para cursar otra materia y les dijimos que a partir del lunes prestaríamos el servicio sin las cortinas y sin la calefacción”.

“Llega julio y les dicen que tenían que abonar el transporte, ya que se paga por adelantado, y se les cobra en relación a lo que se cobra en otros colegios un precio muy barato, pero hay padres que lo pueden entender y otros no por lo que se genera el inconveniente”.

“Quiero saber adónde apuntan con este conflicto, ya que nosotros no percibimos subsidio alguno, y entonces no sé lo que pretenden los papás; nosotros como institución hicimos un sacrificio, estábamos reparando el micro, y como se les advirtió no tenía calefacción, por lo que estaban enterados; entiendo a los padres y entiendo la inquietud: Fueron los padres que pidieron el servicio hasta las vacaciones de invierno; ellos sabían eso y pudieron haber dicho que primero arregláramos el micro pero no lo hicieron; el problema surge cuando se les intenta cobrar el mes de julio; cada padre le paga a la institución, sería muy fácil para nosotros poner una secretaria si esto fuese rentable y que ella los llame y les diga “es tanto” como pasa en otros lados; quien brinda el servicio a la Escuela Agropecuaria cobra un 60% de lo que nos pagan a nosotros, cuando hacemos 100 kilómetros por día y  ellos hacen 12”.

“La verdad no lo entiendo, la reunión se pidió porque no había transporte, y nosotros en su momento les solucionamos el problema, con las falencias que teníamos y ahora nos encontramos con todo esto, no entiendo, brindamos un servicio sin que un micro llegue tarde”.

Ayer y hoy fueron los dos micros al colegio, el transporte no se suspendió para nada. El lunes al empezar las vacaciones se completarán las cortinas y la calefacción al micro, no estamos actuando fuera de lo que hablamos; si van a buscar otra empresa es cuestión de hablarlo como personas normales”.