Pringles, Laprida, la Comarca Serrana y Cabildo piden por el regreso del tren

14 marzo, 2020 Leido: 22

Pringles, Laprida, la Comarca Serrana y Cabildo piden por el regreso del tren

Cámaras de comercio de la región y entidades intermedias volvieron a la carga en los últimos días para cristalizar el regreso del tren de pasajeros y el servicio de encomiendas vía Pringles, en un trayecto que actualmente utiliza Ferrosur Roca hasta seis veces al día con sus cargueros.

Los coches de pasajeros dejaron de funcionar hace casi cuatro años con la promesa gubernamental de su pronta restitución, pero en enero de 2018 llegó la noticia menos esperada: el servicio iba a ser dado de baja.

Esto fue un golpe para poblaciones como Coronel Pringles, Cabildo, Laprida, Saldungaray y Sierra de la Ventana. Lejos de callarse la boca, vecinos e instituciones comenzaron a movilizarse y peticionar para que la medida fuera revertida, pero todos sus reclamos cayeron en saco roto. Oficialmente, el 15 de marzo de ese año, el tren de pasajeros dejaría de correr por la vía Pringles.

Ahora, con el cambio de gobierno en la Nación y la Provincia, se retomaron las gestiones con mejores expectativas, aunque esta vez la gestión será distinta: se realizará a través de cámaras de comercio, para después sumar municipios y concejos deliberantes, y desde allí traccionar el pedido hacia las altas esferas gubernamentales.

El reclamo se hace fuerte en el impacto económico que la medida causó en todas estas poblaciones, además de la lógica pérdida de conectividad entre ellas y hacia ciudades como Bahía Blanca, Olavarría o Capital Federal.

“Estamos viendo que algunos ramales se están activando y que hasta se están reconstruyendo algunas vías”, dijo Jorge Canolik, del grupo de vecinos #QueVuelvaElTren. “Por nuestra parte, ya estamos moviéndonos para ayudar a la toma de decisiones. Somos los afectados los que tenemos que manifestarnos”, agregó.

La idea, explicó, es que todas las localidades afectadas trabajen en forma conjunta, partiendo desde las cámaras de comercio e involucrando a las instituciones intermedias, para sumar adhesiones en cada una de estas poblaciones. Lo mismo ocurrirá con los intendentes y concejos deliberante.

Además, volverán a realizarse eventos culturales en las estaciones.

“Esta vez, quisimos arrancar con más firmeza desde lo institucional y de ahí pasar al sector político, en un contexto que -tenemos la esperanza- sea más favorable”, señaló.

Para ello y por el momento, se están distribuyendo cartas para sumar adhesiones a nivel local, para recién después elevar el pedido a las máximas autoridades de la Provincia y la Nación.

“Si bien no hemos tenido ninguna señal concreta, ya hemos mantenido reuniones con representantes de Trenes Argentinos y sabemos que la posibilidad está en carpeta. Ahora hay que trabajar para que puedan motorizarla”, remarcó.

Canolik sostuvo que debe ser la propia gente de Pringles, Laprida, la Comarca Serrana y Cabildo quienes deben ponerse al frente del reclamo.

“Si los afectados por la falta de servicio no nos manifestamos sobre esta necesidad, siempre corremos el riesgo de que el proyecto duerma en algún cajón”, concluyó.

 Turismo, comercio y salud, las áreas más perjudicadas

El sector turístico de la Comarca Serrana fue uno de los más perjudicados por el corte del servicio de tren de pasajeros y encomiendas en estas localidades. “Ha caído el caudal de gente que nos visitaba, sobre todo aquellos que utilizaban el servicio de cámping para alojarse”, dijo Canolik.

A esto, sostuvo, se suma el hecho que muchos inversores en esta zona decidieron invertir en un momento en que el servicio estaba funcionando, “pero de pronto se quedaron sin él”.

En ese sentido, Canolik explicó que los comerciantes han debido enfrentar un lucro cesante “por la decisión política de cerrar el servicio, que solo benefició al operador de carga, ya que se quedó con el 100% del uso del ramal y sin la necesidad de realizar la inversión para el mantenimiento de las vías”.

También explicó que la baja del servicio de encomiendas también complicó al comercio minorista y a muchas familias que lo utilizaban para la compra de mercadería.

“Lo mismo ocurrió con aquellas personas que tienen hijos estudiando en distintas ciudades, ya que les ocasionó un aumento de los costos para viajar. Hoy en día, para tomar el tren, quienes estamos en la Comarca Serrana debemos trasladarnos hasta Tornquist para viajar; y no siempre hay pasajes”, lamentó.

Al respecto, manifestó que en Sierra de la Ventana existe un servicio de colectivos, pero “es muy costoso” y termina influyendo negativamente en la llegada de turistas.

Algo parecido ocurrió en cuestiones vinculadas a la salud. Antes existía la posibilidad de acceder a mejores servicios en ciudades como Bahía Blanca o Capital Federal. “Con la ausencia de un medio de transporte accesible, se sumó un nuevo problema”, concluyó Canolik.

Fuente: La Nueva.