Quantín anunció el comienzo de la Escuela 502 y advirtió que “el pescado no está autorizado”

3 agosto, 2014 Leido: 14

Quantín anunció el comienzo de la Escuela 502 y advirtió que “el pescado no está autorizado”

Entrevistado por Oscar Ravella en “De 9 a 12”, el ingeniero Pablo Quantín, de la empresa adjudicataria de la construcción de la rotonda de rutas 228 y 73 y del nuevo edificio de la Escuela N°502, anticipó detalles de ambas obras de inminente inicio. “Para iniciar la rotonda ya presentamos documentación que es indispensable para el comienzo, y ni bien se apruebe ya se podrán ver en el lugar nuestros equipos y a la gente trabajando en las primeras tareas de nivelación”.

Quantín se refirió a esa rotonda como “una obra de máxima importancia desde el punto de vista de la seguridad vial”. Y aclaró, respecto de la polémica en torno a la escultura de Diego Iriarte emplazada en el lugar, que “en ese momento (refiriéndose a la conferencia de prensa) contesté con un chiste. Pero esa obra de arte está instalada en un lugar que es jurisdicción de Vialidad Nacional, en el llamado cono de visibilidad de una intersección de caminos, donde de hecho no tendría que haber nada. El contrato de obra dice que hay que demoler la garita que está en el cruce, y no hace referencia a nada más porque imagino yo que nadie ha pedido autorización para instalar este objeto ahí, porque si así fuera, Vialidad jamás lo hubiera autorizado”.

La escuela podría estar lista para el ciclo 2015

En torno a la obra de la Escuela N°502, el ingeniero Quantín anunció que esta semana se comienzan las actividades, ya que el viernes se tomó posesión del terreno. “A poco de andar se va a ir viendo su evolución, que depende básicamente del abastecimiento de dinero que se vaya dando. Tiene un plazo contractual de 15 meses, y haremos el mayor esfuerzo para terminarla en 8 o 10, para que esté lista para iniciar el próximo ciclo lectivo”, aseguró.

El empresario advirtió, por otra parte, que la obra pública sigue avanzando “porque no hay país que evolucione económicamente sin obras de infraestructura”.

La aclaración de Pedro Medina

Pedro “Perico” Medina, uno de los impulsores de la realización de la escultura del pescado ubicada en el cruce, aseguró que “durante toda esta semana quise comunicarme tanto con el señor Quantín como con cualquier representante de la empresa, y no lo logré, en principio para aclararle que no es cierto que no se pidió autorización. Yo viajé a La Plata y me reuní con el senador Roberto Fernández, le presenté el proyecto de la obra, con el trabajo del artista gratis y la colaboración de empresas de Tres Arroyos en los materiales, y le pedí que realizara las gestiones ante Vialidad para que se autorizara la instalación de esta escultura. El intendente Carlos Sánchez se interesó en la obra, y también le pedimos que realizara esas gestiones. Sé que ambos realizaron esas gestiones, y Vialidad nunca respondió. Pasó tiempo con el pescado guardado en el galpón de La Casona, hasta que encontramos un resquicio en este lugar donde está ubicado no sólo el pescado sino también dos columnas de alta tensión. No es real que el pescado se haya puesto sin autorización, sino que se colocó sin que hubieran respondido jamás a las gestiones de un senador y un intendente”.