Recrudece el conflicto en el Laboratorio del Hospital y terminaría en la justicia

12 agosto, 2020 Leido: 3025

Recrudece el conflicto en el Laboratorio del Hospital y terminaría en la justicia

El conflicto iniciado con el descuento de haberes a trabajadoras del Laboratorio del Centro Municipal de Salud, que al parecer tenían una dispensa acordada con las autoridades para cuidar de sus hijos, ha recrudecido en las últimas horas, se extendería hasta la virtual paralización del servicio y podría derivar en un reclamo judicial. Así lo indicó el dirigente Roberto García, del Sindicato de Trabajadores Municipales, quien denunció que una de las afiliadas “directamente no cobró sueldo, se le descontó la totalidad, y la estamos asistiendo desde el gremio porque no puede pagar el alquiler ni los servicios ni darles de comer a sus hijos”.

García advirtió que el conflicto podría extenderse de la actual retención de tareas de 2 a 4 horas a las 6 horas, “si no hay una mesa de diálogo para tratar estos temas. Nos llama la atención además que lejos de dialogar, como se solucionan estos problemas, la directora Ana Basilio ha tomado la actitud de amenazar y hostigar a las trabajadoras con notas, cuando estas compañeras ya habían hablado de la dispensa con el director administrativo Diego Rodríguez. Luego se le comunicó por escrito a Basilio, se recibió la nota, y ante su actitud de cortar esa dispensa se le solicitaron unos días para que las compañeras lograran acomodarse con sus hijos a sabiendas que no hay colegios ni guarderías. En esa situación, cuando estaban asistiendo día por medio y por el menor requerimiento que tiene el servicio por la pandemia se podían mantener las prestaciones igual, se les notificó que tenían que reincorporarse. Le solicitamos una semana para que los niños pudieran vincularse con la persona que los iba a cuidar, y desde ese momento la doctora Basilio tomó una postura totalmente arbitraria y se cerró al diálogo. Hemos querido explicarle personalmente que esta dispensa, otorgada a 3 personas de las 450 que trabajan en el Hospital, pero por su falta de cintura política eso no se ha logrado”.
El dirigente gremial también advirtió en torno a criterios enfrentados sobre la condición de esenciales de los trabajadores de salud, al indicar que “hay una contraposición de leyes que entendemos, deberá dirimir la justicia. La ley dice que el trabajador esencial tiene que prestar servicios para que se brinde la atención, pero el decreto presidencial establece excepciones; además estamos discutiendo la dispensa de tres personas en todo el Hospital donde trabajan 450, algo ilógico que sin duda con diálogo se podría solucionar. Pero no es la única arbitrariedad: no se le está pagando a una compañera con cáncer la bonificación de insalubridad porque está en uso de licencia por la propia enfermedad”.

“Hoy vamos a tener una reunión, porque con este conflicto han salido a la luz muchas otras cosas. Hay muchas situaciones de destrato, de hecho se decidió hacer cartelería para denunciar la violencia y el acoso laboral, como por ejemplo el del doctor Alejandro Cabido, que ha amenazado a compañeras con retirarles el salario si el certificado médico que presentan no es de su agrado. Es una vergüenza que aplaudan de noche a los trabajadores del Hospital y de día los traten de esta forma; y entendemos que el intendente y el jefe de Gabinete están conociendo esta situación”, sostuvo García.