Reseñan aspectos de la vida de Domingo Menna, tras la recuperación del nieto 121

4 octubre, 2016 Leido: 64

Reseñan aspectos de la vida de Domingo Menna, tras la recuperación del nieto 121

El Dr. Guillermo Torremare, abogado especialista en Derechos Humanos, reseño por LU 24 aspectos de la vida de Domingo Menna luego que en la jornada de ayer se anunciara la recuperación del nieto 121, que resulta ser hijo del tresarroyense. Se trata de un médico de 40 años que vive en el barrio de Palermo, en Capital Federal.

Asimismo el abogado brindó detalles acerca de Raquel, hermana de Menna también desaparecida en la última dictadura militar.

“A Domingo, cuando uno habla con quienes fueron sus compañeros de militancia del Partido Revolucionario de los Trabajadores o incluso en la  organización guerrillera ERP, lo consideran como una persona de absoluta simpatía. Se dice que es al que menos lo cambió la actividad política y pública, siempre mantuvo un sentido de compañerismo y solidaridad”, remarcó.

Uno de los autores del libro “22 Los tresarroyenses desaparecidos”, mencionó que una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo fue Alba Lanzilotto, hermana de Ana María Lanzillotto, mamá del flamante nieto recuperado.

“Alba por muchos años estuvo intentando la búsqueda de este joven que ahora apareció. Incluso se pensó por un tiempo que se estaba cerca de dar con el paradero de un hijo de un genocida de apellido Bianco, exiliado en Paraguay, pero después de muchas vueltas se confirmó que no era”, recordó Torremare.

En tanto, sobre la historia del médico, dijo que “hay infinidad de testimonios que ubican al nacimiento de este chico en Campo de Mayo, en pleno centro clandestino de detención de tortura y exterminio, en septiembre de 1976. Uno de los más importantes es el de una mujer, hija de un pastor norteamericano, que compartió con ella el cautiverio y luego fue liberada, pero los militares impusieron siempre el silencio sobre todo esto. A los atroces delitos cometidos se le sumó este pacto de no decir qué había sucedido. De 500, apenas 121 son los nietos recuperados. Hay una mayoría que está viviendo con una identidad falseada y el tiempo la torna una labor cada vez más gigantesca”, reflexionó.

Torremare señaló que durante la investigación realizada para su libro, “familiares de Domingo Menna no encontré acá. Si hablé con compañeros del colegio, justamente con Carlos De Leo, el intendente de la dictadura, que fue  con el que dialogué sobre la personalidad de Domingo, también lo hice con Eduardo Miqueleiz y Alicia Hurtado. Sí me contacté con sus sobrinos, médicos que viven en Capital Federal y que estudiaron en La Habana, porque Pánfilo Menna, el padre de Domingo, se exilió en Cuba durante la dictadura y allí armó una nueva familia. Se casó con una cubana, luego vinieron a vivir a la Argentina y estos son hijos de la hermana, Raquel Rina Menna, que estudió en el Colegio Nuestra Señora de Luján, y que desapareció un tiempo después. Ella fue secuestrada en una quinta en cercanías de Luján, también militaba y estaba a cargo de la imprenta y la inteligencia. Estos chicos fueron sacados del país por su padre y se criaron en Cuba y hace muchos años que viven en Buenos Aires”, detalló.

Finalmente, el profesional, con muchos años de labor en la defensa de los derechos humanos, consideró que Domingo Menna “fue un emblema de un dirigente revolucionario, y este joven carga sobre su espalda una historia con una potencia tremenda. Es casi como ser el nieto de Estela de Carlotto.