Sal Llargués y Piombo aceptaron un agravante y ratificaron la condena por un abuso en Tres Arroyos

22 mayo, 2015 Leido: 7

Sal Llargués y Piombo aceptaron un agravante y ratificaron la condena por un abuso en Tres Arroyos

Los cuestionados magistrados Ramón Sal Llargués y Horacio Piombo, autores del fallo que redujo la pena a un condenado por abuso sexual a un niño, son autores del resolutorio judicial que ratificó la condena a 7 años de Roberto Aníbal Ochoa, tresarroyense que fue llevado a juicio imputado de abuso sexual gravemente ultrajante por un caso ocurrido en esta ciudad y que conmovió a la opinión pública. Esto es, coincidieron con la sentencia impuesta en primera instancia por el Tribunal Oral Criminal de Tres Arroyos en el año 2010, incluido el agravante mencionado, que es precisamente el mismo que no encontraron acreditado en el caso del niño abusado, lo que motivó la reducción de pena y con ella, diversas consecuencias sociales e institucionales.

En el caso tresarroyense, Piombo y Sal Llargués recibieron, como integrantes de la Sala I del Tribunal de Casación Penal de la Provincia, dos recursos interpuestos por la defensa de Ochoa y por la familia de la menor víctima, constituida como particular damnificado. El abogado de Ochoa, el fallecido Eduardo Duca, había solicitado que se considere como errónea la valoración de las pruebas contra el mismo; mientras que los familiares de la víctima consideraban baja la pena y pedían incrementarla tomando en consideración la figura de “cuidador” que, a su criterio, representaba Ochoa en relación a la niña.

Los ahora cuestionados jueces rechazaron ambos recursos, con fundamentos que sería largo exponer aquí, pero ratificaron la condena a Ochoa de siete años de prisión de cumplimiento efectivo por “abuso sexual gravemente ultrajante”.

El nombrado permanece en libertad, ya que su caso está ahora a consideración de la Corte Suprema.