San Cayetano homenajeó a Manuel Belgrano

20 junio, 2015 Leido: 11

San Cayetano homenajeó a Manuel Belgrano

 

“Éste es el sol y éste es el cielo que en la bandera victoriosa nos hermana, éste es el sol que une los cuerpos y éste es el cielo cuyo amor una las almas. Ambos están sobre nosotros para mostrarnos el camino que no engaña, y levantarnos de la tierra con la energía de las cosas sobre humanas. Su luz nos junta en el recuerdo y al mismo tiempo nos congrega en la esperanza. Mientras su fuego nos domine seremos libres como el vuelo de sus llamas.

Esta bandera es la bandera que nos congrega en un solar y en una historia. Esta es el alma de la patria: su voluntad, su entendimiento y su memoria. Si algo valemos es por ella, que nos agranda con su fuerza generosa y que, después de agigantarnos, nos da el ejemplo soberano de sus obras. El elemento en que palpita ya no es el aire, sino el viento de la gloria”. Con ese extracto de “Poemas de carne y hueso” de Francisco Luis Bernárdez dio inicio el acto oficial en conmemoración al paso a la inmortalidad del General Manuel Belgrano, creador de la Bandera Nacional, llevado a cabo en el teatro Municipal “Milagros de la Vega”.

Previo a ello, el Intendente interino Juan Adrián Laborde junto a vecinos y alumnos de los distintos establecimientos educativos, izaron el Pabellón Nacional en Plaza América.

A su turno en su discurso, el Secretario de Hacienda y Asesor Legal, Ignacio Marlats “no solo fue el creador de la bandera, fue un notable político y economista argentino, precursor del periodismo nacional, impulsor de la educación popular, la industria nacional y la justicia social entre otras muchas cosas”.

“Belgrano no se quedaba en la crítica, proponía soluciones concretas como fomentar la educación y capacitar a la gente para que aprendiera oficios y pudiera aplicarlos en beneficio del país”. Además, trazando un paralelismo con la idea del actual gobierno municipal, Marlats señaló que el creador de la bandera “era un convencido que a nuestro producto se le debería agregar valor en origen y que nuestro país tenía un potencial industrial que daría trabajo y porvenir a todas las familias”.

Luego de resumir el rol protagónico de Belgrano en la Revolución de Mayo y su accionar hasta los días previos a su muerte, el Secretario de Hacienda afirmó que sus banderas fueron “la de la honestidad, la coherencia, la humildad llena de dignidad, la educación para el trabajo, la defensa de la industria nacional y el amor a la patria. Aquellos que tenemos responsabilidad de gobierno debemos recoger las banderas de Belgrano y pensar en grande, pensar en que ciudad, provincia y país queremos dejarles a nuestros hijos”.

Un sentimiento nacional, al igual que una Nación o un Municipio no se construye de la noche a la mañana, lleva su tiempo… lleva su proceso…

En San Cayetano se ha producido un apego a lo nuestro, hay un orgullo sancayetanense, se siente un sentido de pertenencia….

El discurso del funcionario municipal concluyó con una frase del prócer que dice “nada se haría a favor de la Nación por unos hombres que por sus intereses particulares posponen el bien común. Sin embargo, (…) me propuse echar las semillas que algún día fuesen capaces de dar frutos”.