San Cayetano: Positiva jornada de cine-debate acerca de la violencia de género

4 agosto, 2015 Leido: 17

San Cayetano: Positiva jornada de cine-debate acerca de la violencia de género

En el marco de la campaña Únete, de la Organización de las Naciones Unidas, para poner fin a la violencia contra las mujeres, se llevó a cabo el lunes último una jornada de cine-debate, a partir de la película “Refugiado”, de Diego Lerman.

Esta actividad, realizada en el Teatro Municipal, estuvo coordinada por la Lic. Ester Mancera – Psicóloga, presidenta de la Asociación Civil Enlaces Territoriales para la Equidad de Género – y contó con la presencia de María Julia Rodríguez, Directora Ministro de la Dirección de la Mujer de la Cancillería.

De la jornada participaron Servicios Locales, Comisarías de la Mujer, Mesas de Violencia y Secretarías y Direcciones de Acción Social de la zona, alumnos del distrito de nivel secundario y público adulto interesado en la temática.

Previo al cine-debate, en horas de la mañana, se llevó a cabo una reunión de la Mesa Local de Violencia Familiar con perspectiva de género, la cual contó con la participación de la Lic. Ester Mancera.

El encuentro fue oportuno para continuar aprendiendo acerca de esta problemática, ya que la mencionada profesional posee amplia trayectoria y formación académica, y cuenta con una vasta experiencia en la temática de violencia de género.

Los integrantes de la Mesa Local pudieron resolver diversos cuestionamientos, comentaron distintas experiencias y, a partir del diálogo, se construyeron nuevas propuestas de trabajo para continuar afianzándose con esta política social.

Mancera destacó la representación de la mayoría de las instituciones locales en la Mesa, y el compromiso de todos los sectores involucrados para llevar adelante las tareas planificadas.

A las 15 hs. comenzó la jornada de cine debate. Al inicio de la misma, el Intendente Municipal, Agrimensor Miguel Ángel Gargaglione, le dio la bienvenida al público presente, destacando la labor de la Mesa Local de Violencia de Género, la presencia de la Lic. Ester Mancera y de la Ministra María Julia Rodríguez, por sus conocimientos y el trabajo que realizan en relación al tema. Resaltó también el hecho de que San Cayetano fue seleccionado, junto a otro municipio, entre 135 municipios de la provincia para ser sede de la actividad, de la que participaron también alumnos de secundaria y responsables de las mesas, servicios locales y comisarías de la mujer de la zona.

Luego de la proyección de la película, la Directora de Acción Social, Luciana Guerrero, abrió el debate, invitando a los presentes a hacer preguntas y comentarios.

Durante el debate, hubo muy buen nivel de participación y compromiso del público, que preguntó y reflexionó sobre el tema, a partir de la historia y las escenas de la película.

Algunas reflexiones que dejó el debate

Durante el intercambio posterior a la proyección de “Refugiado”, se destacó la importancia de las implicancias de los amigos, los compañeros de trabajo de las víctimas de violencia que se involucran y ayudan, los lazos familiares que pueden sostener y acompañar a la mujer que sufre de violencia. ¿Qué hacer como familia, como amigo, como vecino si sospecho o sé que una mujer sufre de violencia de género? En palabras de Esther Mancera: “escuchar a la mujer, acompañarla, decirle que de esto se puede salir, darle a conocer los recursos, acompañarla en función de lo que ella puede y quiere hacer. No dejarla sola. No juzgarla”.

Se habló sobre los signos de alarma, las señales a las que como sociedad debemos estar atentos para detectar la violencia de género, para “pesquisar situaciones de violencia”: cambios en la rutina de la mujer, en sus relaciones, en su conducta. La mujer empieza a aislarse, deja de relacionarse con su familia, con sus amigos. Por parte de su pareja hay celos, posesión, control. El hombre instala un chip en la mujer, y ella empieza a creérselo, a sentirlo; siente que no sirve para nada, que sin él no es nada, que no sirve como mujer, que no sirve como madre”.

Consultada sobre cómo conceptualizar esta conducta de los agresores, Mancera dejó en claro que “no es una enfermedad”, sino que la violencia hacia la mujer es una conducta aprendida, y que lo que se aprende se puede desaprender.“Si el agresor lo registra, lo reconoce, lo puede trabajar. Hay políticas pensadas para los agresores”. Habló de los grupos de ayuda para los agresores, pero reconoció que es muy difícil trabajar con ellos, porque casi ninguno acepta o reconoce que es violento.

Respecto al trabajo de los equipos de los servicios y mesas locales de violencia de género, habló sobre cómo evaluar el riesgo de vida de las mujeres en situación de violencia: “tenemos que lograr que la mujer pueda historizar la violencia, que cuente el ciclo de la violencia. El agresor, después de cada episodio de violencia, pide perdón, hay como una luna de miel, que puede durar unos días, unos meses, y luego la violencia vuelve, se repite. Este ciclo se va acortando cada vez más. Saber esto es fundamental para evaluar el riesgo de vida. Y luego preguntar por el uso de armas, y si el agresor la amenazó de muerte”.

Al finalizar el debate, Ester Mancera resaltó la importancia de trabajar en la prevención, en la educación en los más chicos, y desarrollar un trabajo integral con la población en su conjunto (y no sólo capacitar a los profesionales que trabajan en la temática).