Se cuadruplicaron los casos de Covid en una semana en la región y sospechan que circula Omicron

2 enero, 2022 Leido: 4042

Se cuadruplicaron los casos de Covid en una semana en la región y sospechan que circula Omicron

La curva de contagios por COVID-19 dio esta semana uno de los saltos más pronunciados desde el inicio de la pandemia en Bahía Blanca y la zona. Del 16 al 22 de diciembre los casos totales habían sido 300, mientras que en los últimos siete días fueron nada menos que 1.186; es decir, casi el 400 % más que en el período anterior.


Entre las autoridades hay sorpresa; no por el aumento de los contagios -es algo que se preveía semanas atrás-, sino por la velocidad con que el virus se está replicando. Para algunos, es la consecuencia lógica del relajamiento que se venía observando desde octubre en cuanto al respeto de las normas sanitarias; para otros, un efecto de las reuniones sociales propias de esta época; y, para otros más, el indicio inequívoco de que la variante ómicron ya está circulando en forma comunitaria por la región.
Lo más probable es que los tres factores, y tal vez algunos otros, estén incidiendo en la tremenda escalada de casos que se está observando.
“El número importante de notificados (positivos) que aparecen todos los días marca que es muy probable que (la variante ómicron) esté circulando entre nosotros”, dijo esta semana el secretario de Salud de Bahía Blanca, doctor Pablo Acrogliano.
La variante se detectó en una persona que había viajado a España, quien a su vez contagió a cinco personas de su círculo íntimo.
En un primer momento el grupo había manifestado que se mantuvo aislado y sin generar contactos con terceros, pero luego se comprobó que sí interactuaron con otros vecinos de la ciudad. Tomando en cuenta la contagiosidad de esta cepa, se da por casi seguro que, al menos en la ciudad, está circulando en forma comunitaria.
Acrogliano dijo que, además de esto, hay otros elementos que están contribuyendo a aumentar los casos.
“Las personas no vacunadas son reservorios del virus. Y a esto se suma que en las últimas semanas hubo una relajación tanto social como individual”, lamentó.
En la región aún no hay confirmaciones sobre la variante ómicron, pero las tasas de contagio en algunos distritos son iguales o mayores a las que viene mostrando Bahía Blanca. Las sospechas son firmes.
En la primera quincena de diciembre, por caso, Bahía Blanca había registrado 102 casos totales (7 por día, en promedio). En tanto, en los últimos 14 días detectó 521 contagios (37 diarios). La suba fue del 410 %.
En los mismos períodos, Coronel Suárez saltó de 1 a 94 casos; Coronel Pringles, de ninguno a 141; Adolfo Alsina, de 27 a 159; Coronel Rosales, de 14 a 40; Tres Arroyos, de 62 a 142; y Patagones, de 58 a 165.
Entre una quincena y la otra, los 15 distritos que conforman Región Sanitaria I saltaron de 277 casos acumulados (20 diarios) a 1.486 (106). La suba general fue del 437 %.
La progresión de la tasa de contagios durante el último mes también es sorprendente:

* Del 2 al 8 de diciembre los casos totales en el ámbito de RSI habían sido 85 (12 diarios, en promedio). Había 3 brotes (en Bahía Blanca, Tres Arroyos y Patagones), pero 10 de los 15 distritos habían cerrado esa semana sin registrar contagios.

* Del 9 al 15 de diciembre los casos saltaron a 192 (27 diarios), lo que representó un 126 % más que en la semana previa. Para ese entonces los brotes importantes eran 5, y los distritos sin casos nuevos eran 6.

* Del 16 al 22 de diciembre los contagios fueron 300 (43 diarios), lo que significó una suba del 56 % respecto de la semana anterior. Los brotes fuertes ya eran 7, y ningún distrito había podido cerrar el período sin nuevos casos.

* Del 23 al 29 de diciembre los contagios fueron 1.186 (169 diarios), lo que significa un 295 % más que en la semana previa. Todos los distritos registraron brotes (el menor fue el de Villarino, con 9 casos).

Con lo casos activos ocurrió algo similar: hace un mes eran 106, la semana pasada saltaron a 373 y, al cierre de este informe, habían llegado a 1.243.

“Está claro que hay un crecimiento sostenido de casos tanto en la ciudad como en la región, pero esos brotes no se ven reflejados en la ocupación de camas o en el número de muertes. De todas maneras, la gente debe recordar las medidas de cuidado”, analizó esta semana el titular de Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña.
El funcionario había señalado a inicios del mes pasado que la variante ómicron muy probablemente llegaría a la región de un momento a otro.
“Es mucho más contagiosa que las anteriores, por lo que es clave tomar conciencia. Si nos cuidamos en forma individual y grupal, si volvemos al uso responsable del barbijo, a respetar el distanciamiento social y al lavado de manos, y además nos comprometemos con el plan de vacunación, vamos a salir mejor parados de esta situación que otros países”, señaló.
Para Núñez Fariña, la vacunación es el elemento central a tener en cuenta. “Los estudios muestran que la gente vacunada se puede contagiar, pero en su enorme mayoría no desarrolla cuadros graves. Quienes sí lo hacen, y terminan en terapia intensiva, son quienes no se vacunan”, alertó.
Este, sin dudas, es el único dato positivo para destacar de esta nueva etapa de la pandemia: la baja de la tasa de mortalidad del virus.
En el último mes los contagios acumulados en Bahía y la zona fueron 1.763. En ese mismo período hubo cuatro fallecimientos por la enfermedad (3 en Bahía Blanca y, el restante, en Adolfo Alsina). La tasa de mortalidad resultante es del 0,2 %. Antes de la vacunación masiva, esa misma tasa fluctuaba entre 2,2 % y 2,4 %. La tasa de internación en unidades de terapia intensiva también ha descendido drásticamente. Al cierre de esta edición, con 475 casos activos, Bahía Blanca sólo registraba 2 pacientes con coronavirus internados en estado grave (0,42 % del total). El 14 de junio pasado, cuando se registraban 3.665 casos activos en la ciudad, los internados en estado grave eran 52 (1,42 %).

Más testeo, más vacunación
Como respuesta al aumento de casos, autoridades de Región Sanitaria I y de las áreas de Salud de cada municipio están coordinando acciones para ampliar los testeos y extender el operativo de vacunación.
En varias comunas se han dispuesto postas itinerantes, tanto para vacunar en barrios alejados como para hacer hisopados. Los horarios de trabajo también se están ampliando.
“Desde el ente sanitario se hace todo lo posible para combatir al virus, pero se necesita de la responsabilidad individual de cada uno de nosotros en el cumplimiento de las pautas”, pidió el  secretario de Salud de Coronel Pringles, Esteban Berruet, durante una conferencia de prensa que brindó en los últimos días.
En ese distrito el martes hubo 52 hisopados con resultado positivo y, al día siguiente, otros 77. De esta forma, los casos activos saltaron, en 48 horas, de 10 a 138.

Cerca del 80 % de la población de la zona ya tiene las dos dosis
De acuerdo con los datos oficiales del programa Vacunate, casi el 80 % de la población de la Bahía Blanca y la zona tiene las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19. Esto explica, en gran medida, por qué han bajado sensiblemente las tasas de mortalidad y de internación en terapia intensiva respecto de otros momentos de la pandemia.
Además, el 15,1 % de la población estimada ya cuenta con la tercera dosis o vacuna de refuerzo.
El primer componente de la vacuna ya lo recibieron 595.376 personas, lo que representa el 87,5 % de la población total estimada (680.194 personas). Esto quiere decir que casi 85 mil personas aún no fue inmunizada.
La segunda dosis, en tanto, fue colocada a 534.307 personas (78,6 %). Es decir, aún hay más de 61 mil vecinos de la región que recibieron el primer componente y, por algún motivo que se desconoce, no se presentaron para recibir el segundo.
Las estadísticas muestran también que se han colocado 102.798 terceras dosis o refuerzos. Al ritmo actual, unas 2.200 aplicaciones por día, demandará casi 200 días -casi 7 meses- llegar con este componente al menos a las personas que ya tienen las dos dosis.
Si la idea es cumplir ese objetivo para abril, el ritmo de vacunación debería al menos duplicarse en breve.