Sudamérica espera a un necochense que la visitará en bicicleta

9 marzo, 2020 Leido: 11

Sudamérica espera a un necochense que la visitará en bicicleta

El necochense Carlos Bresas, emprenderá, dentro de sesenta días, un viaje por Sudamérica que incluirá varios países como Brasil, Perú Bolivia, Chile y el sur de Argentina hasta llegar a la localidad costera vecina nuevamente, en un recorrido de unos 50.000 kilómetros.

Bresas estuvo en la Fiesta Provincial del Trigo, ofreciendo joyería de acero quirúrgico y trabajos en madera, que llevará en su derrotero, junto a sus máquinas de peluquería, profesión que tiene desde hace unos treinta años, según dijo a LU 24.

El vehículo no tiene reformas muy notorias, sino que Bresas lo ha dotado con los elementos de sujeción, y un sistema de manejo que permite que apoye sus brazos en el manubrio.

Carga con ocho botellas de agua “las que a veces no alcanza, porque también la uso para cocinar, en una cocina multicombustible que funciona a llama, con kerosene o gasoil”, sostuvo.

“Lo màs importante del viaje no es el paisaje, sino la gente”
“Siempre digo lo mismo, importa màs la gente que el paisaje; yo me conecto con algunos amigos por Facebook, o no, cuando llego me paro en una plaza y la gente enseguida se acerca, te vas relacionando, conoces gente y tenés la posibilidad de vender tus productos, si es que se puede”, relató.

“O está totalmente loco o es màs que Superman”
“No te ven como un vendedor màs”, dijo Bresas, “para algunas personas, o estás totalmente loco, o sos màs que Superman; yo aprecio mucho la ayuda de la gente de Tres Arroyos, algunos me regalan plata, yo creo que la gente es buena, no es lo que aparece en la tele, donde cuando hay comportamientos de la gente mala, se genera prensa”.

“Llevo mis máquinas de peluquería, tengo 30 años de experiencia, llevo estos elementos para poder trabajar, ya que Tambièn porto una celda solar que transforma los 12v en 220, para poder usarlas”, graficó.

“Hay dos peligros, el viento y el tránsito”, acotó. Respecto de su familia, dijo que “hace varios años que estoy separado, tengo una hija que està màs loca que yo y anda viajando Tambièn, yo he hecho travesías cortas, de unos 500 km., y ahora emprendo esto que me llevará 50.000”.

“Cuando vuelva a pasar por Tres Arroyos, les cuento”, se despidió, prometiendo una nota a su regreso.