“Superhéroe sin capa”: el capitán de Sacachispas asiste a niños carenciados en Córdoba

11 agosto, 2020 Leido: 215

“Superhéroe sin capa”: el capitán de Sacachispas asiste a niños carenciados en Córdoba

El jugador de fútbol Ezequiel Bustamante, capitán del club Sacachispas de Buenos Aires, asiste a niños carenciados en su Córdoba natal. Junto a un grupo de amigos, con los que conformó “Poca gambeta”, les prepara la merienda a más de 60 pequeños en un asentamiento del Barrio Villa Urquiza.

Lo llaman el “Superhéroe sin capa” y en diálogo con LU 24 dijo que “como no podíamos jugar al fútbol -casi todos nos conocemos desde chicos de jugar a la pelota- decidimos que teníamos que hacer algo, por suerte mucha gente empatizó con eso”.
“Arrancamos armando bolsones y vimos que los chicos se nos acercaban mucho, nos pedían que juguemos con ellos y hasta que le cortemos el pelo. Entonces, decidimos ir todos los fines de semana y llevar nuestras cosas para prepararles la merienda”, agregó.
Bustamente indicó que “hay chicos que no conocían lo que era una chocolatada cuando les comentamos que les íbamos a llevar. Muchas veces nos quedamos sorprendidos con sus repuestas. Son cosas que uno en su casa conoce y nos da la pauta que les falta demasiado”.
“Para nosotros es la excusa llevarles el almuerzo y/o merienda porque ellos lo que más necesitan es tiempo y que le brindemos atención, que juguemos, básicamente eso es lo más importante, sacando que la alimentación para su crecimiento también es relevante”.

“Hacernos jugar”

“Hace un par de fines de semana atrás nos pasó que no pudimos ir porque teníamos algunas cosas pero no alcanzaban para todos. Yo fui el lunes, ya que una de las chicas se encarga de castrar las perritas de la villa, los chicos se nos acercaron y una de las nenas me dice `profe por qué no vinieron el sábado´ y le digo ´te soy sincero, no tenía nada para darles de merienda´, a lo que me respondió hubieran venido igual para hacernos jugar. Me quedé helado, nunca me habían dejado sin palabras los chicos. Nos abrazamos y nos pusimos a jugar”.
Por último, Bustamente reconoció que “se me va a hacer muy difícil cuando tenga que volver a Buenos Aires, no estar físicamente con ellos, pero mis amigos están muy involucrados y hay gente que se sumó ya que la única finalidad nuestra es ayudar a pulmón”.