Tenaris ya confirmó la construcción del parque eólico en Chaves por 190 millones de dólares

18 febrero, 2022

Tenaris ya confirmó la construcción del parque eólico en Chaves por 190 millones de dólares

La empresa metalúrgica Tenaris confirmó la construcción de un parque eólico con una inversión u$s190 millones en Adolfo Gonzales Chaves, que servirá para abastecer de energía al 50% de su centro industrial de Campana.

A través de un comunicado, la compañía perteneciente al grupo Techint informó que el emplazamiento permitirá reducir las emisiones de CO2 en 152.000 toneladas por año y destacó que “Gonzales Chaves es una ubicación favorable para la producción eólica de energía eléctrica”.

El plan de desarrollo contempla una capacidad instalada total de 100,8 MW (24 turbinas de 4,2 MW cada una), con un factor de utilización de 58% y una producción eléctrica anual total de 509 GWh. Se proyecta el funcionamiento pleno del parque para mediados del 2023.

“Con esta adquisición estratégica damos un gran paso en la reducción de emisiones vinculadas el uso de energía renovable en nuestro proceso productivo”, expresó Javier Martínez Álvarez, Presidente de Tenaris para Cono Sur.

La posibilidad de obtener energía a partir de fuentes renovables es un componente clave de los esfuerzos para reducir la huella de carbono en la producción industrial a nivel mundial, y es uno de los ejes del plan 2030 de Tenaris, cuyo objetivo es disminuir la intensidad de sus emisiones.

En febrero de 2021, la compañía anunció su plan de reducir las emisiones de CO2 por tonelada de acero en un 30 % (comparado con su nivel en 2018) hacia 2030, a través del incremento del uso de chatarra -el acero es un material 100% reciclable-, el logro de una mayor eficiencia energética y un plan de inversiones en energías renovables, entre otras acciones.

Al respecto Carolina Bengochea, Directora Global de Medioambiente de Tenaris, comentó que “esta adquisición es un gran hito para Tenaris. La construcción de un parque eólico, que podrá suplir casi la mitad del consumo eléctrico de nuestra mayor planta argentina, es un paso firme e inequívoco hacia la reducción de emisiones y la producción de acero con bajos niveles de CO2”.