Tras 50 años de actividad, los Di Tommaso “colgaron la manguera”. Se vendió la Shell de San Martín

6 agosto, 2020 Leido: 8232

Tras 50 años de actividad, los Di Tommaso “colgaron la manguera”. Se vendió la Shell de San Martín

La empresa Combustibles Tres Arroyos SA, presidida por Gastón Cannestracci, se hará cargo desde el 1 de septiembre venidero de la Estación de Servicio Shell que le compró a los hermanos Di Tommaso, poniendo fin a 50 años de una familia marcada a fuego en la comercialización de combustibles.

Este nuevo emprendimiento pasaría a ser algo así como “primos hermanos”  de las dos estaciones de servicio Axion, ubicadas en las rutas 3 y 228, ambas en puntos estratégicos de Tres Arroyos, de la Estación de Servicio de Claromecó y de las Shell que están a las puertas de Adolfo Gonzáles Chaves y San Cayetano respectivamente.

Mario y Tomás Di Tommaso se vincularon desde jóvenes con los combustibles: comenzaron en la vieja estación de servicio de Barsi y Larrocca, en Belgrano y Sargento Cabral, como playeros, en 1963.

Hoy, luego de 23 años de explotar la Shell de Rocha y Avenida San Martín, y “para disfrutar los años que nos quedan”, según dijo Mario a LU 24, se realizó el negocio que hará cambiar de manos a la expendedora, a partir del primer día de septiembre, cuando Gastón Cannestracci tome posición del inmueble.

Aseguró a su vez, que los 13 empleados con los que cuentan hasta el momento, seguirán trabajando allí.

“Estamos en una edad en la que ya sé que hay que parar. El problema que nos encontramos con mi hermano es que los dos tenemos hijos pero ninguno viene a la estación de servicio, entonces no hay seguidores y llegó un momento en el que decidimos dar un corte para tratar de disfrutar un poco”, explicó.

Los comienzos

Di Tomasso recordó que “empezamos desde muy chicos; mi hermano tenía 15 años y yo 12, y trabajamos en la Shell de Belgrano al 300, la famosa de Barsi y Larroca. Después él se fue a la cooperativa de transporte en la YPF y ahí nos separamos. Luego volvimos a juntarnos en una YPF que era de Zurita y Tartaglino, en Rivadavia al 400, hasta que nos independizamos y nos hicimos cargo de una estación de servicio Shell que estaba en Chacabuco y Pedro N. Carrera, desde 1979 hasta 1998”.

“En junio de 1996, en los terrenos, que ya teníamos de San Martín al 800, empezamos la construcción de esta Shell, que inauguramos el 6 de enero de 1997”.

“Veremos en septiembre qué nos depara la vida”

“Lo único que va a cambiar es que no vamos a estar nosotros”, agregó al tiempo que sostuvo que la meta del nuevo propietario sería refaccionarla, teniendo en cuenta que en poco tiempo debe cumplirse con la remodelación que se solicita y ese punto también fue clave para optar por vender.

Sobre cómo viven este momento, dijo que “estamos tranquilos, es muy difícil dejar una cosa cuando te obligan pero cuando es por decisión propia es distinto. Veremos en septiembre qué nos depara la vida”.

Inseguridad: “Un impuesto más”

Durante los 23 años de funcionamiento sufrieron 25 robos a mano armada y consideró que “era un impuesto más que teníamos”. “Por suerte nunca hubo que lamentar que hayan golpeado a algún playero o algo, el dinero va y viene, lo que más nos preocupaba era la gente que estaba trabajando de noche, lamentablemente tenemos que decir que te terminas acostumbrando a eso. Cuando nos llamaban al celular a las 2 de la mañana sabíamos que nos habían asaltado”.

Agradecimientos

Por último, Di Tommaso agradeció “a todo nuestro personal, hay 4 personas con 23 años de antigüedad,  otras con 18, y una que, viene de la otra estación de servicio, tiene 26 años. Si nos hemos ´aguantado´ mutuamente quiere decir que ellos son muy buena gente y que también nosotros nos hemos comportado bien. Tengo que agradecerles la honestidad y la eficiencia que tuvieron todos estos años junto a nosotros”.

También tuvo palabra de agradecimiento para con los clientes por “haber sido tan fieles”. También le deseó “mucha suerte a Gastón en este otro emprendimiento, él tiene varias estaciones de servicio. Y dejó “un saludo a toda la gente de Tres Arroyos que nos ha acompañado durante todos estos años”.