Trigo: La realidad que no se quiere ver

25 julio, 2014 Leido: 17

Trigo: La realidad que no se quiere ver

El silencio y la inacción del gobierno ante los reclamos de los productores trigueros, no tienen explicación lógica ni coherente. Se han llevado adelante infinidad de reclamos y gestiones ante las autoridades nacionales, provinciales y municipales sobre el daño que significa la intervención en los mercados por parte del Estado en la comercialización del trigo y la carne.

Las promesas del Gobierno y las medidas anunciadas para dar una solución definitiva a tan grave problema nunca llegaron, las políticas no han cambiado y se mantienen idénticas, llevando al sector al nivel de producción más bajo en los últimos cincuenta años.

Otro triste record batido por este Gobierno, es la pérdida de los mercados, a la que se suma la reciente medida de Brasil que, ante el cepo argentino a las exportaciones de trigo, ha decidido elegir países como Estados Unidos y Canadá para satisfacer su demanda.

Hoy, cuando el mundo reclama a gritos por alimentos, los productores argentinos no tienen a quien venderle el trigo.

El falso argumento de “defender la mesa de los argentinos” fue desde el principio una mentira, una de las tantas a las que la realidad de cada día se encarga de poner fin.

En la actualidad el productor recibe menos precio por el trigo, siempre que logre venderlo, mientras que el valor del pan al consumidor sube cada día de manera exorbitante.

Los precios máximos, los ROE, los cupos para la exportación, las retenciones y las consecuencias de todas estas nefastas políticas estatales, están asfixiando y desfinanciando a los productores del sudoeste bonaerense, en donde el trigo representa el principal cultivo y en muchos lugares el único posible.

Ante este estancado e insostenible panorama, las Asociaciones Rurales del sudoeste bonaerense afiliadas a CARBAP, solicitamos por enésima vez un cambio urgente de las políticas de comercialización.

Este cambio no sólo lo necesita el sector, sino que también y fundamentalmente lo necesita el país.

Dejemos de perder terreno y prestigio en el mundo, que tanto costó a los argentinos conseguir.

Firman:
Sociedad Rural de Adolfo Alsina, Asociacion de Productores Agropecuarios de Arroyo Corto, Asociacion de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca, Sociedad Rural de Cnel. Dorrego, Sociedad Rural de Cnel. Pringles, Sociedad Rural de Cnel. Suarez, Sociedad Rural de Guamini, Asociacion Rural de Patagones, Sociedad Rural de Pigüé, Asociacion Rural de Saavedra, Asociacion Rural de Stroeder, Asociacion de Agricultores y Ganaderos del Sud Oeste de Bs. As., Asociacion Rural de Tornquist, Sociedad Rural de Tres Arroyos, Asociacion de Agricultores y Ganaderos de Villalonga, Asociacion de Productores Rurales de Villarino Sur.