Turismo: Provincia le baja el pulgar al hisopado previo antes de vacacionar

6 octubre, 2020 Leido: 1748

Turismo: Provincia le baja el pulgar al hisopado previo antes de vacacionar

Mientras que varios balnearios bonaerenses están analizando la posibilidad de pedir un certificado de hisopado o PCR para que la gente pueda ingresar a veranear y así los vecinos tengan algo de más tranquilidad, desde el Gobierno de Axel Kicillof le bajaron el pulgar a esta posibilidad a la que no consideran efectiva.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, descartó este martes que sirva como herramienta el hisopado previo antes de ingresar a cada destino turístico, al considerar que “no tiene mucha efectividad”.
Esta herramienta, que puede costar entre $5.000 y $6.000, correría por parte del veraneante y obviamente, en caso de ser una familia, encarecería el viaje. “No es ninguna solución y puede dar falso negativo por la baja carga viral”, aclaró Bianco.
Además, existe el temor entre las autoridades que circulen certificados médicos falsos por lo que se está analizando utilizar un sistema para encriptarlos, pero eso sería algo que tiene que decidir y definir el Gobierno nacional.
Más allá de eso, el funcionario volvió a remarcar que habrá temporada turística pero dependerá de la situación epidemiológica y pidió a los intendentes de los distritos turísticos que “bajen lo más posible la circulación” para llegar al verano con menos casos de coronavirus.
“Temporada vamos a tener pero dependiendo siempre de la situación sanitaria y epidemiológica, y estamos trabajando en eso con los ministros bonaerenses de Producción y Turismo y con los intendentes”, sostuvo Bianco a radio Futurock.
El funcionario agregó que “la mayoría de los lugares donde los argentinos vacacionan, hoy tienen casos en ascenso y, en algunos lugares, la situación es muy compleja, como en Mar del Plata o Pinamar, lo que dificulta una planificación más racional de la temporada”. Y alertó que un escenario con turismo multitudinario “podría generar una situación de colapso sanitario y derivaciones largas y costosas”. En ese punto puso como ejemplos los boliches, y vaticinó que no regresarán hasta el fin de la pandemia, “con la población vacunada”. (DIB)