Un abogado tresarroyense representa a estudiantes de Medicina que recurrirán a la Corte Interamericana

14 diciembre, 2014 Leido: 15

Un abogado tresarroyense representa a estudiantes de Medicina que recurrirán a la Corte Interamericana

El abogado tresarroyense Marcelo David representa a unos 500 estudiantes de Medicina de la Universidad de La Plata, que llegaron a recibirse luego de una fuerte controversia judicial por cambios en los planes de estudio, que tuvieron que batallar por obtener su título y matrícula y que ahora recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Entrevistado por LU24, David aclaró que “todo se inició cuando la CONEAU, entidad acreditadora nacional, le solicitó a Medicina de la UNLP que los alumnos ingresaran a la PFO (una práctica que se hace al final de la carrera) sin adeudar finales; lejos de implementar esto, la Facultad, en el año 2009, elevó el número de 5 finales con los que se podía acceder a esa materia, a 12. La CONEAU les advirtió entonces que corrían el riesgo de perder la acreditación y de cierre de la carrera, entonces Medicina dictó la resolución 602 que estableció que el ingreso a la PFO sería con 0 finales. No discutimos la intención de la CONEAU ni del Ministerio de Educación, sino lo mal que se implementó en la Facultad, porque de la noche a la mañana los alumnos se encontraron con que por una desinteligencia normativa perderían dos años de su carrera y de sus vidas”.

Tras un largo derrotero judicial en el que los alumnos fueron beneficiados por fallos que instaban a la Facultad y a la UNLP a respetar los derechos adquiridos por los estudiantes, todo volvió a fojas cero cuando la Corte Suprema le reconoció a la Facultad de Medicina de La Plata la posibilidad de defenderse en juicio (cuando la entidad que tiene personería jurídica es la Universidad, en realidad). En este sentido, David también se refirió a trasfondos políticos que involucran a funcionarios públicos y que incluso hicieron peligrar la continuidad de la carrera de Medicina en La Plata.

Ahora, los estudiantes, que lograron recibirse pero su título no está firmado por el Decano de Medicina – que incluso habría intentado, a través de un escrito al Colegio de Médicos, evitar que se matriculen- recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que se pronuncie en torno a dificultades que tuvieron tales como “robo de notas, una especie de lista negra que pasaron a integrar a partir de su reclamo judicial, entre otras”, y para pedirle “que inste al Estado argentino a respetar los derechos de los estudiantes universitarias”, puntualizó el abogado.

De todo el país

David aseguró que entre los 500 alumnos damnificados “hay gente de todo el país, hasta de Tierra del Fuego, y si la memoria no me falla una chica tresarroyense de apellido