Un día de Reyes imborrable en Olivos para “Cuto” Moreno, Sánchez y Roberto Fernández

5 enero, 2021 Leido: 2881

Un día de Reyes imborrable en Olivos para “Cuto” Moreno, Sánchez y Roberto Fernández

Era el 6 de enero de 2009 y en la residencia presidencial de Olivos había una reunión que se había programado horas antes.

Estaban Néstor Kirchner, Cristina, funcionarios de economía y obras públicas y el Intendente Carlos Sánchez, el diputado nacional por entonces Cuto Moreno y el senador provincial Roberto Fernández.

Era el resultado de “La mano de Cuto” que ya movía hilos y contactos para que Tres Arroyos creciera.

Fue un encuentro sorpresivo. La noche anterior, mientras el Intendente recorría la ciudad en menos de la caravana de Reyes, anunciaba tímidamente que debía ir a descansar temprano porque al día siguiente, 6 de enero de 2009, tenía que estar en la residencia presidencial de Olivos con los proyectos que tenía Tres Arroyos en materia de obras públicas.

Se afianzaba una modalidad que tuvo el sello “Kirchner” cual sería el contacto directo de la Presidencia con los intendentes para proyectar, ejecutar y administrar la obra pública.

En ese momento a Tres Arroyos le  confirmaron 420 viviendas del Plan Federal, amplios trabajos de pavimentación, el área de Emergencias del Hospital, la continuidad del camino de circunvalación, la extensión de desagües cloacales y la instalación de luminarias.  

Todas las obras se hicieron en tiempo y forma y hoy están todas disfrutables. Y fueron sin costo para los tresarroyenses, a no ser el sistema de cuotas de las Viviendas, que aún hoy, hay adjudicatarios que no han recibido instrucciones para pagarlas.

Fue algo que se sumaba a la ruta 72, el acceso pavimentado a Reta, el anillo eléctrico, las primeras viviendas del plan que había lanzado el gobierno nacional. El tiempo pasó y no hubo que renegar de nada. Hoy está todo terminado y usufructuado. Kirchner había estado en Tres Arroyos meses antes con Cristina presidenta y conoció de las necesidades y anhelos que Cuto Moreno le había hecho conocer personalmente.