Un periodista cuestiona la decisión del intendente de Tandil de usar fases propias para el aislamiento

8 septiembre, 2020 Leido: 824

Un periodista cuestiona la decisión del intendente de Tandil de usar fases propias para el aislamiento

El tandilense Javier Levigna analizó hoy con LU 24 el nuevo esquema con el que el Municipio de Tandil se regirá, según anunció el intendente Miguel Lunghi, para decidir la habilitación o restricción de actividades y que no adscribe al sistema de fases con el que se está disponiendo el aislamiento preventivo en el resto de la Provincia y en todo el país. En principio Levigna hizo referencia a la apertura de varios gimnasios y natatorios que ocurrió en Tandil la semana pasada, “sin autorización de la Provincia ni el municipio, ya que estábamos en fase 4 y esas aperturas no estaban autorizadas. Y el gobierno municipal salió a intimarlos, esperando que la Provincia respaldara esa actitud, lo que no ocurrió, por lo que finalmente con cien instituciones, la comuna decidió regirse por un esquema de fases propio por medio de un semáforo en el cual el color verde sería una fase 5 y lo rojo una fase 3. Hoy estamos en fase amarilla, que sería equivalente a una 4 y un poquito más”.

“Las fases con número son tajantes, entonces para armonizar los requerimientos de la comunidad los colores permiten ampliar un poco más lo que se habilita. Pero obviamente esto rompió lanzas con los esquemas sanitarios que bajan de Provincia y Nación, lo que motivó un gran revuelo y en mi opinión no parece muy oportuno cuando aquí estamos subiendo de a 10, 15 casos diarios. Hoy hay 150 casos activos, 135 en su domicilio, 10 internados en sala general y 4 en terapia intensiva con respirador. Y este número le es favorable porque hay 33 camas de terapia con respirador en Tandil, pero ayer se supo que dos residentes de un geriátrico dieron positivo por lo que hubo que hisopar y aislar al resto y al personal, y hay un segundo piso de la Clínica Chacabuco cerrado por contagios de personal y pacientes”, consideró Levigna.
“Lo que uno cuestiona es el momento de tomar la decisión de romper con políticas sanitarias diagramadas para responder a una pandemia de manera conjunta, y con el asesoramiento de gente que se formó para esto en un país donde hay un conocimiento científico importante. Acá no hay política, el virus no distingue peronistas o radicales”, cuestionó.