Decepcionado, Luis Barrionuevo quiere irse de Tres Arroyos

23 octubre, 2014 Leido: 12

Decepcionado, Luis Barrionuevo quiere irse de Tres Arroyos

El inmueble que constituye parte de los que fueran patrimonio ferroviario, hoy en custodia municipal, y que se le asignara a La Casa del Payador, fue usurpado y una familia vive en el lugar. Luis Barrionuevo, creador de ese espacio con amplio apoyo del intendente Carlos Sánchez se mostró indignado por la situación y más aún, porque “tiraron a un patio todo el patrimonio cultural que cobijaba la casa”.

Luis Barrionuevo dijo a LU 24 que está muy triste por la situación. “Me trataban de usurpador a mi, cuando esta casa la hermoseó el Municipio y la inauguró el mismo intendente. Aquí hay cosas que no se encuentran en todos lados, es lo que más me duele. A lo mejor me encontraré con la mitad de ello que logré con tanto sacrificio”, dijo el payador a la radio.

En este sentido, relató que la situación fue descubierta ayer por la mañana, “cómo abrieron, no se. Yo no la usurpé como dice ellos, como le dijeron anoche a la policía. Fui allí, armé eso allí, porque el intendente Sánchez así me lo dijo y me duele eso. Está todo en el patio. Los cuadros, los libros, lo que yo lo armé con cuidado y respeto todo. Fue la primera en la República Argentina. Es más, para el Día del Payador me llamaron del Congreso para contar como había hecho esa casa. Si yo hubiera tenido que sacar las cosas lo hubiera hecho. Vengo luchando hace muchos años por esto, representé a la ciudad fuera del país y donaré lo que quede sano a la Municipalidad, para que haga lo que quiera. Ahí estaba mi primer poncho, mi primer sombrero y rastra. Anoche la persona que salió lo único que le dijo a la policía fueron mentiras, porque esa casa no me la dio nunca esa familia”, aclaró.

La indignación de Barrionuevo llegó al punto tal que hasta ha pensado de irse de Tres Arroyos por estas agresiones. “Yo me voy a ir de la ciudad, hace rato que hago cosas y vengo recibiendo el puñal por detrás. Si no me quiere el pueblo, yo me voy. Estas son heridas graves que no se pueden curar”, advirtió.

En horas de la mañana, personal municipal iba a recolectar los elementos diseminados en los patios y llevarlos a lugar seguro.

La Policía, a pesar del aviso de la irregularidad, no ha tomado intervención según se pudo conocer esta mañana.

“Ferrosur me dio esta casa para mí y mis hijos. Me dijeron que nunca me la iban a sacar”

Quien asegura ser la persona autorizada por Ferrosur para habitar el predio y la vivienda donde funcionaba la Casa del Payador, Mirta, dijo esta mañana a LU24 que su hijo, Sergio David Ferreira, tiene un niño de 4 años y están en la calle, por lo que tras pedirle en reiteradas oportunidades a Luis Barrionuevo que cediera la propiedad, habría tomado la decisión de ingresar a la misma al no haber tenido respuesta favorable alguna.

“Mi marido era empelado ferroviario, esta casa es privada, es de la empresa Ferrosur. Nos la dio para mí y los chicos y me dijeron que nunca me la iban a sacar. Esto también era mío, estos galpones y los baños eran mío. Yo no me animé a reclamar antes, cuando se inauguró esa casa, porque estaba sola con mis hijos. Yo no quería hacerle problema a él, pero hoy lo necesito para mi hijo que está en la calle”, relató.

Mirta destacó también que “nosotros le pedimos el lugar a él. Me dijo que me iba a traer la llave más de una vez, yo esperé y no pasó nada. Tengo los comodatos que dicen que cualquier persona que moleste en el predio, siendo privado de la empresa Ferrosur, tenía que llamar a la policía más cercana y así lo hice. Las cosas las sacó mi hijo, porque está en la calle”, expresó.

Finocchio: “La casa está en comodato entre Ferrocarriles y la Municipalidad”

La concejal Sonia Finocchio era directora de Cultura cuando se inauguró la Casa del Payador, que funcionaba entonces en instalaciones de la Fundación Campano, y aseguró que la propiedad ahora usurpada “está en comodato de los Ferrocarriles con el Municipio”.

“Luis Barrionuevo había bregado por tener un espacio donde exponer guitarras, libros y mucho material sobre su arte, la payada. Nosotros participamos de esa inauguración con el intendente Carlos Sánchez, con mucha presencia de público, y de gente que acompañaba a Barrionuevo en su intención de mantener vivo lo que es la décima, el primer canto nacional”, recordó Finocchio.

Cuando cuatro años después, mencionó la actual edil vecinalista, se le solicitó a Barrionuevo devolver el espacio en la Fundación Campano, desde el Municipio se le asignó esa propiedad en el predio del Ferrocarril, donde “la idea era que ya empezara a tomar forma un paseo cultural, integrado también por el Centro Cultural La Estación y el predio de la Fiesta Provincial del Trigo”.

Esta nueva Casa del Payador, en cuya puesta en valor trabajaron cuadrillas municipales a cargo de Roberto Pissani, se inauguró en el año 2010, en ocasión del Día del Payador. Y funciona en virtud de un comodato, que según Finocchio “cede todo el predio donde funcionan espacios que pertenecían primero a Ferrocarriles Argentinos y luego a Ferrosur, y que incluye los lugares donde funcionan el Centro Cultural La Estación, el programa Envión, la sede de la Fiesta Provincial del Trigo, entre otras. Si este convenio no estuviera vigente, todas esas dependencias serían usurpadoras. Pero no es así, porque el comodato existe. Esa casita está en comodato entre la empresa de ferrocarriles y el Municipio, que se la cedió a Barrionuevo para las actividades relacionadas con el payador”.