Zabaleta confirmó que “no va a haber más altas de planes sociales”

17 febrero, 2022

Zabaleta confirmó que “no va a haber más altas de planes sociales”

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, afirmó que el Gobierno busca “direccionar el Plan Potenciar Trabajo al empleo genuino a la vez que confirmó que tampoco habrá ajustes, y explicó que “al pedido de más alta estamos respondiendo con la posibilidad de aportar materiales y herramientas para generar trabajo”.

En medio de un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social en reclamo de un aumento de planes sociales, el titular de la cartera Juan Zabaleta confirmó que “no va a haber más altas” de asistencias del Estado y dijo “Nosotros no permitimos nunca extorsión”.

el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, afirmó que el Gobierno busca “direccionar el Plan Potenciar Trabajo al empleo genuino a la vez que confirmó que tampoco habrá ajustes, y explicó que “al pedido de más alta estamos respondiendo con la posibilidad de aportar materiales y herramientas para generar trabajo”.

En medio de un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social en reclamo de un aumento de planes sociales, el titular de la cartera Juan Zabaleta confirmó que “no va a haber más altas” de asistencias del Estado.

Mientras siguen las protestas, el funcionario nacional advirtió que desde su cartera no permitirán la “extorsión”, y aclaró: “Lo que queremos es direccionar el Plan Potenciar Trabajo al empleo genuino”.

“No va a haber más altas de planes sociales, tampoco va a haber ajuste. Al pedido de más alta de planes estamos respondiendo con la posibilidad de aportar materiales y herramientas para generar trabajo. Está claro que vamos a estar en donde cada argentino necesite la asistencia del Estado Nacional”, resaltó Zabaleta en declaraciones radiales.

En ese marco, el funcionario nacional precisó: “La lógica del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional no va a tocar un solo programa del Ministerio, todo lo contrario, los vamos a seguir manteniendo”.

“Lo que queremos es fortalecer las unidades de gestión con herramientas y materiales para seguir produciendo trabajo”, señaló el titular de la cartera social.

Consultado sobre las diferentes manifestaciones que se realizaron en los últimos días en reclamo de la ampliación del programa Potenciar Trabajo, respondió tajantemente: “Nosotros no permitimos nunca extorsión, tampoco política de rehenes a ningún beneficiario”.

Al inicio de la entrevista, el funcionario explicó: “Tenemos un 1.200.000 beneficiarios del programa Potenciar Trabajo. A partir del 3 de enero por resolución del Ministerio permitimos que cada beneficiario elija en qué unidad de gestión quiere trabajar. Está claro que tienen que trabajar cuatro horas por días y perciben $16.500”.

En ese sentido, indicó que “ya hay más de 100 mil beneficiarios de los que el 70% está pidiendo búsqueda de nuevas actividades”, es decir que a partir de la profesión u oficio puedan ser “reasignados para ir a trabajar a unidades de gestión vinculadas a la economía popular”.
“Nosotros pretendemos darle centralidad a lo que es el trabajo y ahí se genera alguna tensión. Planteamos que a cada unidad de gestión, a cada cooperativa que tienen las organizaciones sociales, que tienen las iglesias y entes gubernamentales, aportemos materiales y herramientas. Estamos vinculando el programa Potenciar Trabajo al empleo genuino”, argumentó.

Para Zabaleta, “está claro” que el objetivo del Ministerio de vincular los planes sociales con el empleo genuino debería contar con el acompañamiento de “cada una de las organizaciones sociales”.
El acampe que se inició este miércoles frente al ministerio de Desarrollo Social es impulsado por organizaciones sociales y del Polo Obrero Tendencia y Resistencia Popular.
Los manifestantes reclaman la ampliación del programa Potenciar Trabajo y expresan su rechazo a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Gobierno afirma que el “gasto social es mucho”

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, precisó que el Ejecutivo nacional destina un “importante” gasto a sus políticas sociales, y destacó que en el último año subió la cantidad de planes sociales.
“El gasto social del gobierno es mucho, es importante, tiene un piso del cual no se baja y además ha subido en el último año la cantidad de planes sociales”, argumentó Cerruti al ser consultada sobre las protestas realizadas en los últimos días en la ciudad de Buenos Aires, en reclamo de mayores planes de empleo..

En su habitual conferencia de prensa de los jueves en la Casa Rosada, la portavoz puntualizó: “El ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Juan Zabaleta, lleva adelante una política de diálogo y de consenso con las organizaciones sociales, entendiendo que es política de este Gobierno que los llamados planes se conviertan en trabajo y empleo registrado”.

“La única salida real para el fortalecimiento de las economías familiares es el trabajo. El empleo registrado está creciendo notoriamente en la Argentina. Tenemos una baja tasa de desocupación, como no teníamos desde el año 2018 y estamos tomando todas las medidas necesarias para que cada vez más las familias accedan a empleo en blanco antes que tener que recurrir a planes sociales”, enfatizó.

Por último, Cerruti aclaró: “Mientras exista el nivel de pobreza que existe en la Argentina, y mientras exista la desigualdad que existe en la Argentina, los planes (sociales) son muy importantes y son una herramienta del Estado para la redistribución de la riqueza”.

Mientras siguen las protestas, el funcionario nacional advirtió que desde su cartera no permitirán la “extorsión”, y aclaró: “Lo que queremos es direccionar el Plan Potenciar Trabajo al empleo genuino”.

“No va a haber más altas de planes sociales, tampoco va a haber ajuste. Al pedido de más alta de planes estamos respondiendo con la posibilidad de aportar materiales y herramientas para generar trabajo. Está claro que vamos a estar en donde cada argentino necesite la asistencia del Estado Nacional”, resaltó Zabaleta en declaraciones radiales.

En ese marco, el funcionario nacional precisó: “La lógica del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional no va a tocar un solo programa del Ministerio, todo lo contrario, los vamos a seguir manteniendo”.

“Lo que queremos es fortalecer las unidades de gestión con herramientas y materiales para seguir produciendo trabajo”, señaló el titular de la cartera social.

Consultado sobre las diferentes manifestaciones que se realizaron en los últimos días en reclamo de la ampliación del programa Potenciar Trabajo, respondió tajantemente: “Nosotros no permitimos nunca extorsión, tampoco política de rehenes a ningún beneficiario”.

Al inicio de la entrevista, el funcionario explicó: “Tenemos un 1.200.000 beneficiarios del programa Potenciar Trabajo. A partir del 3 de enero por resolución del Ministerio permitimos que cada beneficiario elija en qué unidad de gestión quiere trabajar. Está claro que tienen que trabajar cuatro horas por días y perciben $16.500”.

En ese sentido, indicó que “ya hay más de 100 mil beneficiarios de los que el 70% está pidiendo búsqueda de nuevas actividades”, es decir que a partir de la profesión u oficio puedan ser “reasignados para ir a trabajar a unidades de gestión vinculadas a la economía popular”.
“Nosotros pretendemos darle centralidad a lo que es el trabajo y ahí se genera alguna tensión. Planteamos que a cada unidad de gestión, a cada cooperativa que tienen las organizaciones sociales, que tienen las iglesias y entes gubernamentales, aportemos materiales y herramientas. Estamos vinculando el programa Potenciar Trabajo al empleo genuino”, argumentó.

Para Zabaleta, “está claro” que el objetivo del Ministerio de vincular los planes sociales con el empleo genuino debería contar con el acompañamiento de “cada una de las organizaciones sociales”.
El acampe que se inició este miércoles frente al ministerio de Desarrollo Social es impulsado por organizaciones sociales y del Polo Obrero Tendencia y Resistencia Popular.
Los manifestantes reclaman la ampliación del programa Potenciar Trabajo y expresan su rechazo a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Fuente: Clarín.com