Campo - Industria

Acopiador tresarroyense descree de rendimientos superiores a 8000 kilos de trigo en Patagones

13.01.2019 Leída: 1579 veces

Marcelo Goñi, de la firma El Agropecuario, opinó en LU 24, respecto a un artículo aparecido en el diario La Nación, que daba cuenta de rindes superiores a los 8000 kilos de trigo, desde los 8100 a los 8800 kg., en la zona de Carmen de Patagones y Algarrobo.

Según indica el informe periodístico, los trigos se sembraron entre el 20 y el 25 de junio, en 400 hectáreas.

Goñi dijo: “hoy con los elementos de precisión que vienen acoplados a la cosechadora se puede recibir la información, pero yo he visto muchas veces que el monitor da un rinde de 8000 kilos en parte del lote pero en otra da 3000 kilos, por lo que el promedio de 8500 kilos de promedio en cuatrocientas hectáreas, me cuesta mucho entenderlo”.

“La gente que trabaja con nosotros y los productores en la oficina tomaron la noticia como que fueron cifras que corresponden a una parte del lote y no en un rendimiento promedio; es habitual ver que en una parte del lote da un rendimiento pero después cuando se hace el rendimiento promedio del potrero los rendimientos son otros; no es ése”, expresó.
“Tengo entendido que en esa zona no llegan a esos rendimientos, no soy quien para desmentirlo” sostuvo.
Los rindes del sudeste
Respecto a los rindes en nuestra zona, dijo que “este fue un año excepcional, con buenas condiciones por temperaturas, ya que no hubo grandes calores en diciembre o fines de noviembre; si afectó la helada tardía”.
“Hubo algunos daños de heladas que no fueron como aquella helada histórica en la que no hubo cosecha, uno se da cuenta de los daños cuando cosecha porque es difícil de dimensionarlo en un lote, por suerte nada que ver con Balcarce o Tandil, acá hubo algunos productores que sufrieron consecuencias, yo siempre digo que la seca es mucho peor que la piedra porque la seca afecta al cien por cien y la pedrada a un dos por ciento, un tres, un cinco”, relató.
“La piedra cayó con 40 mm de agua el primero, es decir que afectó a algunos productores, y a otros lo benefició con esa precipitación de agua” dijo.
“Estos tres golpes de agua que recibimos son una bendición, es espléndida, a pedir de boca; pareciera que todo se encamina a tener una buena cosecha gruesa, que inicia con el girasol, luego la soja y un maíz temprano para terminar con el maíz”, manifestó.
“Uno nunca está del todo conforme, uno cuando habla, habla de su zona y no de todo el país, acá hubo una cosecha fina con buenos precios y si pinta la gruesa de la manera que esperamos, este año se podrá cosechar muy vienen fina y muy bien en gruesa, cosa que yo no he visto en 35 años que llevo en Tres Arroyos; la cosecha fina prácticamente está concluída hay gente que se maneja a ritmo de su propia máquina, por lo que se hace un poco más larga, pero podría decirse que está finalizada”, agregó Goñi.
“Esperemos que esto redunde en beneficio del país al momento de comercializar porque es ingreso de dólares; además del rendimiento en kilos se debe apuntalar con buenos precios”, concluyó.